VIVO DEL MAYAB, ÚLTIMO LUGAR EN CALIDAD DE VIVIENDA, PERO RECIBE CUANTIOSO SUBSIDIO

VIVO DEL MAYAB, ÚLTIMO LUGAR EN CALIDAD DE VIVIENDA, PERO RECIBE CUANTIOSO SUBSIDIO

Mayaleaks descubre más anomalías en el fraccionamiento San Marcos: apoyo público a la ineficiencia

La empresa Vivo del Mayab, una de las dos constructoras del fraccionamiento San Marcos, que recibe cuantiosos subsidios federales de hasta $69,000 por casa, ocupa, empero, el último lugar en el Índice de Calidad de la Vivienda (ICV) que elabora el Infonavit en Yucatán.

Los socios de esa compañía son Javier Carlos Olvera Silveira —presidente del Consejo de Administración y dueño de otros fraccionamientos en Quintana Roo y Tabasco— y el yucateco Fernando Vega López de Llergo, cuyo hijo Fernando José Vega Espinosa, funge como vocal de la sociedad.

ML VIVO VEGA

Plano del fraccionamiento Vega del Mayab, perteneciente a Vivo del Mayab.

 Vivo del Mayab, como ya informó Mayaleaks, se asoció con Construcasa, de Pedro Espadas Cervantes, para comprar, a la cuarta parte de su valor, un terreno de la reserva territorial al Instituto de la Vivienda de Yucatán, (IVEY), donde después se levantó parte de San Marcos, en el sur de la ciudad.

Además de participar aquí, Vivo del Mayab impulsa el fraccionamiento Vega del Mayab en el municipio de Conkal.

Según el ICV, que hizo sus mediciones en 2014, y cuya copia obra en poder de Mayaleaks,  Vivo del Mayab, SA de CV, ocupa el último lugar de ese índice, con una calificación de 30.92 puntos en una escala de 100, donde el primer lugar —la empresa Proyecto Inmobiliario Net— tiene 79.08 de calificación y todos los fraccionamientos, en promedio, 59.51 puntos.

La calificación de Vivo del Mayab se considera muy baja si, además, se toma en cuenta que Provi Vivienda SC de RL de CV, el penúltimo lugar en el Índice,  acumula 45.56 puntos de calificación. No obstante esta situación, Vivo recibe los beneficios del subsidio federal en sus casas de San Marcos.

MALA CALIFICACIÓN. El Índice de Calidad de la Vivienda evalúa las características de las casas de los fraccionamientos que venden casas a derechohabientes del Infonavit, y su entorno, tomando en cuenta los siguientes aspectos: equipamiento urbano, superficie habitable, calidad de la vivienda, vialidad y transporte, uso eficiente de agua y energía, calidad comunitaria, servicios y gestión municipal y conectividad digital.

En contraste con el bajo nivel de calidad de sus casas, Vivo del Mayab obtiene una calificación de 74.51 puntos en la Encuesta de Satisfacción del Acreditado, que es el mismo puntaje del promedio obtenido en los 29 fraccionamientos encuestados.

Sin embargo, en otros temas medidos por el Infonavit, Vivo del Mayab vuelve a obtener baja puntuación. Por ejemplo, en el “tiempo promedio de vinculación, que mide el tiempo entre el cierre del avalúo y la inscripción del crédito, esta empresa alcanza 39.15 puntos, cuando el promedio es de 21.94.

En el Tiempo Promedio de Formalización, que es el que pasa entre la inscripción del crédito y la fecha de firma de la escritura, Vivo del Mayab obtiene 12 puntos, cuando el promedio es de 14.31.

Por cada  comprador de una casa en San Marcos, que cuesta entre $180,000 y $212,000, el gobierno federal entrega $69,000 de subsidio, aunque su calidad sea cuestionable en algunas de ellas.

 

CUANTIOSO SUBSIDIO. Por su parte, la socia de Vivo del Mayab en San Marcos, Construcasa, obtiene una calificación de 68.22 puntos en el ICV, lo que muestra la diferencia en el nivel de técnica de construcción y comercialización entre una y otra empresa.

Construcasa se asoció con Vivo del Mayab, entre otras cosas, por la experiencia de esta empresa en los trámites para obtener el certificado DUIS (Desarrollo Urbano Integral Sustentable) del gobierno federal.

Estos son emprendimientos mixtos de los gobiernos federal, estatales y municipales y de los desarrolladores de viviendas y propietarios de tierra, para construir, dentro de las ciudades, nuevos fraccionamientos que integren la vivienda con la infraestructura y los servicios, incluyendo tiendas, escuelas, hospitales, fuentes de empleos, lugares de esparcimiento, etcétera.

Con este certificado, los desarrolladores acceden a a créditos y subsidios de la Federación para construir la infraestructura y comercializar las casas.

En el caso de San Marcos, cuya viviendas tienen precios entre $180,000 y $212,000, el comprador, gracias al DUIS, recibe un apoyo directo de hasta $69,000, aportados por la Comisión Nacional de Vivienda, no obstante que en el caso de las casas de Vivo del Mayab éstas ocupan el último lugar en el índice de calidad del Infonavit. 

NEGOCIO REDONDO. Esta nueva irregularidad detectada en San Marcos, se añade a otras más graves ya denunciadas por Mayaleaks. La principal de ellas es la venta, por parte del IVEY, de un lote de 218,483 metros cuadrados de la reserva territorial del estado, a Espadas Cervantes y Olvera Silveira, valuado en $57.461,029, en apenas $10.561,690, es decir, a la quinta parte de su valor, a razón de $48.34 el metro cuadrado.

MARCOS DOS

Fraccionamiento San Marcos, negocio redondo

La operación se hizo tres días antes de que finalice el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, el 27 de septiembre de 2012.

Este predio está ubicado al sur de Mérida, junto al ex banco de materiales de Cemex, que tiene 1.112, 335 metros cuadrados de superficie, adquirido también por Espadas Cervantes y socios, por otra vía. En ambos predios, se construyó el fraccionamiento San Marcos, planeado para albergar 15,000 casas en cinco años.

En 2012, el valor catastral del metro cuadrado del lote vendido por el IVEY era de $266 y en 2014 subió a $618.

 

Artículos Relacionados