TURBIA HISTORIA DE LOS EX COMISIONADOS DEL INAIP

TURBIA HISTORIA DE LOS EX COMISIONADOS DEL INAIP

Los antecesores de los actuales, también estuvieron vinculados al PRI y a los contratos gubernamentales

MÉRIDA, YUC. A 6 DE MARZO DE 2017.— El Instituto Estatal de Acceso a la Información Pública del Estado de Yucatán (Inaip) es un organismo inoperante e incapaz de garantizar la transparencia del gobierno, por la dependencia política de sus comisionados al gobernador del estado. 

Este es quien propicia su nombramiento, pese su falta de experiencia en la materia y de capacitación profesional.

Víctor May Vera fue comisionado del Inaip, y contratista del gobierno de Ivonne Ortega Pacheco

Los actuales comisionados del Inaip —Susana Aguilar Covarrubias,  María Eugenia Sansores Ruz  y Aldrin Briceño Conrado —, cumplen con estas características, como Mayaleaks ha informado en los últimos días, pero la situación ha sido la misma con sus antecesores.

Víctor May Vera, que terminó su periodo de comisionado en diciembre (recibió el nombramiento en 2012) y fue sustituido por Briceño Conrado en febrero, ha sido un hombre de confianza de la  ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, quien lo propuso para ese cargo, no obstante que era uno de los  principales contratistas de obra pública de su administración.

CONFLICTO DE INTERESES. Según datos recopilados por Mayaleaks, mediante la Ley de Acceso a la Información, de diciembre de 2007 a julio de 2011, la empresa de May Vera, Cicisa, Construcciones y Diseños, S.A. de C.V, recibió contratos del gobierno de Ortega Pacheco por $145.6 millones, incluyendo uno por $20.4 millones para obras en el Hospital Regional de Valladolid, que se construyó en medio de múltiples irregularidades.

El ahora ex comisionado del Inaip, quien también fue presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Yucatán de 2008 a 2011, se desempeñó como contratista de Ivonne Ortega durante casi todo su periodo, según se observa en la siguiente lista de obras adjudicadas a su empresa:

En 2007 recibió el contrato de mantenimiento de la imagen urbana de Progreso, por  $8.6 millones. En 2008, realizó el rescate del Centro Histórico de Valladolid, por $19.6 millones y la ampliación del Hospital O’Horán, por $32.7 millones.

En 2009, hizo la construcción de diversas obras en el edificio de la Secretaría de Seguridad Pública, por un monto total de $29.4 millones, así como la segunda fase del rescate del Centro Histórico de Valladolid, por $9.3 millones, y la continuación de la construcción del Hospital General de Segundo Nivel de Valladolid (cancelerías, acabados, aires acondicionados) por $20.4 millones.

El diutado panista Elías Lixa, defendió la propuesta del gobierno para nombrar a Aldrin Briceño como comisionado del Inaip.

En 2010, la administración de Ortega Pacheco le  adjudicó la construcción de la segunda etapa de las salas de juicio oral, del Poder Judicial del Estado, en Umán, en asociación con Industria Inmobiliaria del Sureste, por $8.2 millones.

En 2011, la construcción del Centro Integral de Seguridad Pública, por $11 millones, y el edificio de la Secretaría de Seguridad Pública (obras de albañilería, instalaciones hidráulicas y sanitarias, cancelería, herrería, carpintería, etc.), por  $6.4 millones.

COLUSIÓN DEL PAN. El Congreso aprobó la designación de May Vera, en diciembre de 2012, con la oposición del PAN. Esta postura de Acción Nacional fue diametralmente distinta, cinco años después, cuando sus legisladores en el Congreso aprobaron el nombramiento de Aldrin  Briceño  — solo la diputada de Morena se abstuvo de votar a su favor— pese a sus turbios antecedentes. 

Como hemos informado, a Briceño Conrado se le vincula con una empresa,  dirigida por otro ex comisionado del Inaip, Miguel Castillo Martínez, dedicada a brindar asesoría en materia de transparencia a dependencias del gobierno del estado. (Ver http://mayaleaks.org.mx/ligan-al-nuevo-comisionado-del-inaip-con-empresa-de-asesoria-en-transparencia/).

LA MANO DE NERIO TORRES. Otro caso similar es el de Álvaro Traconis Flores, nombrado consejero del Inaip en enero de 2011, también por la presión de la entonces gobernadora  Ortega Pacheco, quien logró su designación a través del Congreso, pese a sus evidentes vínculos con el PRI —fue secretario de Finanzas del Comité Estatal— y a su inexperiencia en materia de transparencia.

Aunque su periodo como comisionado terminaba en diciembre de 2016, él renunció el 7 de abril de 2015 para sumarse, al parecer, a la campaña del entonces candidato del PRI a la alcaldía de Mérida, Nerio Torres Arcila, un viejo amigo suyo.

Otro ex comisionado, Álvaro Traconis Flores, fue secretario de Finanzas del PRI, cuando Nerio Torres fue el presidente, en 2006.

Su relación de remonta, por lo menos, hasta 1998, cuando Nerio Torres fungía como presidente de la “Nueva” Federación Estudiantil Universitaria, y Traconis, en su carácter de gerente de la cadena Burguer King, patrocinaba muchos de sus eventos.

Uno de ellos, por ejemplo, fue el concurso “Señorita Piel Dorada”, realizado ese año en la discoteca Crazy Wech Rock House, en  Chicxulub, donde el principal patrocinador y presidente del jurado fue precisamente Traconis Flores.

Con el tiempo esa relación se fue estrechando hasta que en octubre de 2006, Traconis ocupó la estratégica Secretaría de Finanza del PRI en Yucatán, durante la presidencia de Torres Arcila. (ML).

 

 

Artículos Relacionados