SOSPECHAS EN LA REMODELACIÓN DEL CENTRO DE CONVENCIONES

SOSPECHAS EN LA REMODELACIÓN DEL CENTRO DE CONVENCIONES

Las obras realizadas este año, muy parecidas a las que se hicieron en 2010

El gobierno del estado adjudicó al empresario Ariel Medina Medina en diciembre de 2014 un contrato para remodelar el Gran Salón Uxmal del Centro de Convenciones por más de $52 millones que, al parecer, contempló obras muy parecidas a las realizadas por el propio Medina en el mismo lugar en 2010 a un costo de $39 millones.

Además de eso, se sospecha de favoritismo en el proceso de licitación de ese contrato, ya que el único participante en el concurso fue precisamente  el empresario Medina, algo poco usual en este tipo de obras.

ml cc ariel

Ariel Medina Medina, responsable de las obras.

 En efecto, de acuerdo con información pública recabada por Mayaleaks, el gobierno, a través del Instituto para la Construcción y Conservación de la Obra Pública en Yucatán (Inccopy) convocó a la licitación pública nacional número LO-931059970-N19-2014, el 18 de noviembre de 2014, pero el único que compró las bases y presentó una propuesta fue la empresa Ingeniería y Desarrollo Inmobiliario de Mexico, S.A. de C.V. (Idimsa), de Medina Medina.

En la junta para la apertura de propuestas, el 13 de diciembre, Idimsa presentó una por $45.239,943, más el correspondiente Impuesto al Valor Agregado de $7.238,275, para un total de $52.478,218.

El 8 de diciembre el Inccopy falló a favor de esta empresa, y el 12 de diciembre ambos firmaron el contrato LO-931059970-N19-2014 por esa cantidad, proveniente de fondos federales asignados a través de la Comisión Metropolitana de Yucatán (Comey).

A la sesión donde se dio a conocer el fallo solo asistieron Gabriel Ocón Serrano, coordinador del Inccopy, (ocupa ese cargo desde el gobierno anterior); Ramón Ortega Ballote, por la secretaría de Administración y Finanzas y un representante no identificado de Idimsa.

OBRAS SIMILARES. El contrato es por la “remodelación del Gran Salón Uxmal del Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI”, que incluye los salones Progreso, Valladolid, Izamal y Mérida (el Centro tiene otro salón, el Chichén Itzá). Las obras debían empezar el 15 de diciembre de 2014 y terminar 63 días naturales después, es decir, el 15 de febrero, pero acabaron hasta los primeros días de abril.

Mayaleaks no obtuvo la convocatoria donde se especifican los detalles de la obra, pero la Comey, en un reporte oficial (http://acervoyucatan.com/?p=2221), explica que entre las principales acciones de la remodelación del Gran Salón Uxmal figuran “el cambio de techos y plafones, la sustitución de alfombras, la instalación de sonomuros modernos (paneles que dividen los salones), la remodelación de las cocinas y áreas de servicio, etcétera”.

En rueda de prensa el primero de diciembre, (http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=1&idTitulo=367077), el secretario de Fomento Turístico Saúl Ancona Salazar, dio más detalles y dijo que las obras consistirán en lo siguiente:

1.- Cambio de alfombras.

2.- Sustitución de los candelabros por plafones con focos leds.

3.- Instalación de nuevos sonomuros.

4.- Modernización del techo, para evitar goteras o filtraciones.

5.- Modernización de las cocinas: cambios de pisos, lámparas y desmantelamiento de los hornos, campanas y estufas.

6.- Remodelación y modernización de los baños.

7.- Cambio de muros y de las cenefas que tienen.

8 – Cambio de las puertas de cristal, por unas de  madera, para reducir el sonido.

 El 11 de septiembre y el 3 de octubre de 2010, en sendas publicaciones de Diario de Yucatán, el entonces secretario de Obras Públicas del gobierno del estado, Francisco Torres Rivas y el director de Cultur, Jorge Esma Bazán, explicaron el proyecto de modernización y remodelación del Centro de Convenciones iniciado ese año que, como se ve, comprende aspectos casi idénticos a los enlistados por Ancona Salazar en diciembre de 2014, como los siguientes:

 1.- Las alfombras de todos los salones serán renovadas.

2.- Iluminación de la fachada del Centro de Convenciones con tecnología led.

3.- En las mamparas móviles que dividen los salones, se instalarán sonomuros corredizos o aislantes acústicos con tecnología de punta, que impedirán el paso del sonido de un salón a otro.

4.-  Cambios de todos los plafones del edificio 4  y la reparación de los techos exteriores, que además recibirán trabajos de impermeabilización.

5.- Renovación de las cocinas.

6.- Renovación total de los baños: Se colocarán nuevos inodoros, lavabos, dispensadores y secadores, todos operados con sensores de movimiento.

7.- Cambios de las cenefas decorativas de los cuatro salones.

8.- Las actuales puertas de cristal serán sustituidas por entradas que se abrirán automáticamente mediante sensores.

Las obras de remodelación del Centro de Convenciones en 2014-2015 costaron al erario $52.4 millones y fueron realizadas por la empresa Idimsa, de Ariel Medina Medina. Las obras en 2010 costaron $39 millones y fueron encargadas a la empresa Suministros, Promoción y Supervisión de Obra, S.A. de C.V., también de Medina Medina.

FAVORITO. En el gobierno de Rolando Zapata Bello, Ariel Medina ocupa el tercer lugar en la lista de los diez constructores con los contratos de obra pública más cuantiosos. En 2013 y 2014 recibió diez contratos por un monto total de $136.8 millones, incluido el del Centro de Convenciones. (http://mayaleaks.org.mx/diez-empresas-acaparan-la-obra-publica-del-gobierno-estatal/).

Durante la administración de Ivonne Ortega Pacheco también estuvo en la lista de empresarios beneficiados. Según datos oficiales, Ingeniería y Desarrollo Inmobiliario de México ganó el contrato de la primera etapa de la construcción del Palacio de la Civilización Maya, en Yaxcabá, por $70 millones (el proyecto total prevé un gasto de $450 millones); y figuró como el principal contratista de Promotora de Cultura Yaxché, empresa filial del Grupo Hank, ganadora de la licitación para construir y operar el Gran Museo Maya de Mérida, bajo el esquema de Proyecto de Prestación de Servicios.

Mañana: La Auditoría Superior de la Federación reprueba al constructor Ariel Medina: le comprueba desvíos por más de $15 millones en las obras del Centro de Convenciones en 2010.

 

Artículos Relacionados