SE DESCUBRE OTRA BURLA DE IVONNE ORTEGA: SIMULA COMPRA DE TERRENOS

SE DESCUBRE OTRA BURLA DE IVONNE ORTEGA: SIMULA COMPRA DE TERRENOS

Pide préstamos a los bancos en 2009 para auto comprar predios del IVEY y apropiarse del dinero

El gobierno de Ivonne Ortega Pacheco usó parte de un préstamo bancario para “comprar” dos terrenos en Xcanatún en 2009, para el supuesto establecimiento de una zona industrial, pero que, en los hechos, se trató de una burda y escandalosa operación para apropiarse de ese dinero, según una nueva investigación de Mayaleaks.

Esta operación consistió en propiciar que el Registro Agrario Nacional (RAN) adjudique dos parcelas del ejido de Xcanatún, a socios del ejido, quienes de inmediato las vendieron al Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán (IVEY) —en uno de los casos, a las dos semanas—, en cantidades millonarias. Después, en 2010, ese instituto vendió los mismos predios, al doble, al gobierno del Estado, quien para pagarlos, se endeudó con la banca privada. La operación no tenía ninguna justificación más que, al parecer, “blanquear el dinero de esos préstamos”, porque hasta la fecha los terrenos están baldíos.

 

ML XCANATUN 290BUENO RANML XCANATUN 290BUENO IVEY

 

De acuerdo con información pública del gobierno anterior, (http://inaipyucatan.org.mx/transparencia/Portals/0/pdf/Informacionpublica/INAIP/EXPEDIENTE_PRESTAMO_2009.pdf , en diciembre de 2009, Ortega Pacheco formalizó dos contratos de crédito simple con afectación de las participaciones federales, con Bancomer y Banco del Bajío, por un monto de $700 millones, en el primer caso, y de $670 millones, en el segundo, para un total de $1, 370 millones.

Del préstamo de Bancomer, el gobierno de la actual secretaria general del PRI y diputada federal electa de ese partido, destinó $12 millones para la comprar de terrenos para la instalación de industrias en Xcanatún, operación que formaría parte de un supuesto plan para el “establecimiento de industrias estratégicas para el desarrollo del Estado”.

NEGOCIO REDONDOSin embargo, datos recabados por la red de investigadores de Mayaleaks, demuestran que la compra de esos predios, los tablajes catastrales 30290 y 30291, fue un engaño a los contribuyentes yucatecos, porque se hizo a precios inflados y sin motivos justificados.

Información recogida en el Registro Público de la Propiedad demuestra que el tablaje 30290, de 1.5 hectáreas de extensión, era parte de la parcela 39-23 P1/2 del ejido de Xcanatún y que la delegación del RAN en Yucatán “adjudicó a titulo gratuito”  al campesino José Santos Dzib Ku, en enero de 2008.

Este, ocho meses después, en diciembre de ese año, vendió el terreno al IVEY, dirigido entonces por la hoy senadora Angélica Araujo Lara, por la cantidad de $2,110,000. En esta operación, Dzib Ku estuvo representado por el abogado Raúl Waldemar Lizama Pereira.

Es decir, el supuesto campesino ganó más de dos millones de pesos en pocos meses, aunque más ganó, aparentemente, el IVEY, que el 26 de abril de 2010 vendió ese terreno al gobierno de Ivonne Ortega por $6,000,000, dinero que obtuvo del préstamo a Bancomer.

 

ML XCANATUN 290 RANML XCANATUN 290 IVEY

 

MODUS OPERANDI. La misma operación se hizo con el tablaje 30291, también en 2008. El RAN autorizó la adjudicación de ese predio, cuyas medidas no fueron estimadas, “a título gratuito”, al ejidatario Juan Alberto Poot Alcocer, el 10 de diciembre de 2008. Ese predio era parte de la parcela 40, 23 P1/2, del ejido de Xcanatún, según el Registro Público de la Propiedad.

Apenas dos semanas después, el 22 de diciembre de 2008, Poot Alcocer vendió el terreno al IVEY, ahora dirigido por Humberto Gómez Mendoza, en $3,139,000 y éste, a su vez, lo revendió el 21 de abril de 2010, al gobierno del Estado por $6,000,000.

La solicitud del gobierno para adquirir este predio y el otro, aparecen en el oficio número SGG/DS/154bis/2009, con fecha 22 de diciembre de 2009, en el cual la Secretaría General de Gobierno solicita al Instituto la venta de ese terreno “para el establecimiento de industrias”.

ML CDLV PRIMERA PAGINA

En Valladolid, la misma historia.

OPERACIONES TURBIAS. Lo turbio de la operación radica en que el gobierno de Ortega Pacheco usó recursos obtenidos mediante préstamos bancarios pagaderos a 20 años, para la compra de terrenos propiedad del mismo gobierno, aunque incluidos en el patrimonio del IVEY, sin ningún propósito.

Recientemente, Mayaleaks publicó que Ivonne Ortega usó también $24 millones en 2009, del préstamo obtenido de Bancomer, para la supuesta adquisición de un terreno para el Centro de Distribución Logística de Valladolid (CDLV), pero seis años después, el Padrón de Bienes Inmuebles del gobierno del Estado no registra ese predio ni tampoco hay rastros de los $24 millones.

NADA NUEVO. En agosto de 2010 (http://mayaleaks.org.mx/museo-maya-ivonne-autovendio-el-terreno-y-beneficio-a-sus-amigos/), Ortega Pacheco destinó otros $110 millones de ese préstamo para auto comprarse el terreno del Gran Museo de la Cultura Maya, en la calle 60, No. 299-E, de la colonia Revolución, en el costado oriente del Centro de Convenciones Siglo XXI, que pertenecía el gobierno desde 1999, a través de Cultur.

En lugar de donar el terreno para levantar la obra, Ortega Pacheco prestó dinero a un banco para comprárselo a Cultur, en una operación que se ha calificado como el acto perfecto de “blanqueo” de recursos: $110 millones entraron a Cultur como crédito y salieron como dinero “cash” para el Ejecutivo, que los destinó a gastos de libre disposición.

Artículos Relacionados