REVELAN RED DE CONTRATISTAS DE PENICHE BATES PARA DESVIAR FONDOS

REVELAN RED DE CONTRATISTAS DE PENICHE BATES PARA DESVIAR FONDOS

El ex alcalde de Tizimín entrega contratos de obra pública a recomendados y amigos suyos, muchos de ellos sin licitación o sin cumplir la mínima normatividad

MÉRIDA, YUC. A 1 DE MARZO DE 2016.- El ex alcalde de Tizimín en el periodo 2007-2010, José Luis Peniche Bates, levantó una red de contratistas de obra pública afines a él, para desviar decenas de millones de pesos de recursos públicos durante su gestión, según se desprende de documentos oficiales de la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) y de su antecesora, la Contaduría Mayor de Hacienda.

------ 2 cols byn

Peniche Bates, compadrazgo

Peniche Bates entregó contratos sin licitación o sin cumplir con la mínima normatividad a los integrantes de esta red. La ASEY rechazó esos contratos, luego de una auditoría que realizó a las cuentas públicas del Ayuntamiento de Tizimín en 2009.

En la primera parte de este informe sobre los  desvíos de Peniche Bates (http://mayaleaks.org.mx/la-asey-habria-protegido-al-ex-alcalde-de-tizimin-jose-luis-peniche-bates/), publicamos que la Contaduría Mayor -antecesora de la Auditoría Superior, que se creó en 2010-, detectó irregularidades en la gestión de Peniche Bates por $454.5 millones, que el ahora ex alcalde solventó a excepción de gastos por $64.120,620.

Por ese motivo, la ASEY debió denunciar penalmente al ex funcionario, aunque, al parecer, eso nunca ocurrió.

Uno de los principales miembros de la red de contratistas levantada por Peniche Bates, para desviar fondos públicos, fue  Alejandro Aurelio Centeno Castillo, hijo del ex alcalde priista de Valladolid, Humberto Centeno Machaín.

OBRAS FANTASMAS. Entre las obras realizadas por Centeno Castillo a la comuna tizimileña, y reprobadas por la ASEY aparece el “revestimiento de la calle 51 por 48 y 28”, por un monto total de $383,421 y que, de acuerdo con la Auditoría Superior, el ayuntamiento “no mostró el acta de entrega-recepción de la obra final, sino sólo la copia”, y tampoco cumplió con la formalidad de la entrega-recepción, “por lo que no se tiene certeza de que se haya concluido la obra”.

ML BATES DOS CASTILLO

Informe de la ASEY sobre las obras del contratista Alejandro Centeno Castillo

La Auditoría Superior también rechazó otras obras realizadas por Castillo Centeno por un monto de $462,879, entre otros motivos por no presentar las actas de cabildo que autorizan los trabajos.

Pero Castillo Centeno, según la auditoría de la ASEY-Contaduría Mayor de Hacienda (CMH), en poder de Mayaleaks, también facturó muchos otros servicios como subcontratista de otras dos personas que se adjudicaron gran parte de la obra pública de Peniche Bates: José Víctor Cantellano Baca y Jesús Jesús Edilberto Pinto Sánchez.

PAGOS INDEBIDOS. De acuerdo con la documentación, Castillo Centeno rentó maquinaria a la compañía de Cantellano Baca, que recibió más de 20 contratos de obra de Peniche Bates, aunque es poco solvente y carece del equipo suficiente, pero éste en lugar de pagar las facturas por la renta de equipo a Castillo Centeno, se las pasó al Ayuntamiento de Tizimín, quien las pagó hasta por un monto de  $1.157,705.

El ex alcalde le pagó con los cheques CH144, CH145, CH0237, CH0238, CH0239 y CH0240, no obstante que este servicio, dice la auditoría, “debió efectuarse mediante licitación pública”, además de que no se entregó la documentación completa del expediente y que la renta sobrepasó el tres por ciento de los gastos indirectos previstos para este tipo de obras.

Peniche Bates también liquidó a Centeno Castillo una factura por $267,300 —por medio del cheque número uno, de la cuenta Bancomer-0163666913— por el pago de la nómina de los albañiles contratados para trabajar en el programa “Esta es tu casa”, financiado por la Comisión Nacional de Vivienda, en el periodo del 1 al 7 de diciembre de 2008.

La ASY-CMH rechazó ese pago no sólo porque el contratista de los albañiles era Pinto Sánchez —por lo que no había razón para expedir el cheque a nombre de Centeno, salvo que él estuviera detrás de Pinto— sino porque el entonces alcalde entregó ese dinero “sin tener la descripción de la obra ejecutada y sin saber si ésta se hizo en realidad”.

ML BATES DOS DINORA

Las obras de Dinora

SIN LICITACIÓN. Otra de los contratistas favoritos de Peniche Bates para desviar dinero público, fue Nelly Dinora Osorio, compañera sentimental del papá de Castillo Centeno, Humberto Centeno Machaín, que facturó $3.635,624 al Ayuntamiento de Tizimín por dos obras.

Una de ellas fue el contrato FAISM-096-VT-002-2009 para la construcción de calles pavimentadas en el fraccionamiento Benito Juárez de Tizimín, mediante “licitación pública”, firmado el 29 de junio de 2009, por $3.479,057.

La Contaduría Mayor rechazó ese contrato entre otros motivos por la falta de certeza sobre las especificaciones de la obra y sobre la realización de la licitación, ya que no se presentaron las invitaciones a los concursantes ni los acuses de recibido.

Peniche Bates entregó también a Nelly Dinora Osorio, por adjudicación directa, el 29 de junio de 2008, el contrato MTY-096-VT-002-2008, por $156,000, para la construcción del estacionamiento del Tecnológico Agropecuario de Tizimín, que la CMH  rechazó igualmente porque el Ayuntamiento no mostró la descripción pormenorizada de los trabajos que se debían ejecutar, los planos de las especificaciones, el presupuesto de la obra, etcétera.

Mañana: RED DE CONTRATISTAS DE PENICHE BATES PARA DESVIAR FONDOS. SEGUNDA PARTE

 

 

 

Artículos Relacionados