REUNIÓN URGENTE POR EL HOSPITAL DE TICUL

REUNIÓN URGENTE POR EL HOSPITAL DE TICUL

El gobierno entrega a Marhnos su propuesta para cambiar el proyecto

Funcionarios del gobierno del estado se reunieron ayer jueves 16 de abril en la ciudad de Mérida con directivos del Marhnos Infraestructura para entregarles, con carácter de urgente, la propuesta de la administración de Rolando Zapata para replantear el proyecto de  construcción del Hospital Regional de Ticul, informan a Mayaleaks fuentes cercanas a esa reunión.

Esta se celebró justamente en el límite del plazo marcado por el Contrato de Prestación de Servicios (CPS) firmado por Servicios de Salud de Yucatán e Infraestructura Inmobiliaria de la Península, filial de Marhnos y encargada de la construcción del hospital, para decidir si se cancela o continúa el contrato.

Mayaleaks ya informó que el último plazo convenido entre el gobierno y la empresa para entregar el hospital listo y operando, fue el 15 de enero de 2015, plazo que Marhnos no cumplió.

Una cláusula del contrato establece que si luego de tres meses de la fecha de entrega (el 16 de abril), la empresa sigue sin cumplir, el gobierno del estado puede rescindir unilateralmente el contrato.

En este sentido, dicen las fuentes, la propuesta del gobierno entregada el jueves plantea a Marhnos reducir el tamaño del hospital “a menos de 60 camas”, así como el monto de la contraprestación anual, derivada del CPS.

RESPUESTA. De acuerdo con este contrato, firmado en septiembre de 2012, en la administración de Ivonne Ortega Pacheco, el hospital de Ticul de segundo nivel tendría 90 camas censables e implicaría un gasto de 5,571.5 millones de pesos para el gobierno del estado en los próximos 25 años, a razón de $222.8 millones al año o de $18.5 millones al mes.

Según las fuentes, los directivos de Marhnos recibieron la propuesta del gobierno y anunciaron que darían una respuesta el jueves 23 o el viernes 24 de abril, luego de informar a los socios del fideicomiso que financia la construcción del hospital —llamado Fideicomiso Irrevocable de Emisión, Administración y Pago número F/422— los términos de la propuesta del gobierno.

Los tenedores de acciones de ese fideicomiso ya fueron citados a una reunión este martes 21 de abril a las diez de la mañana en la ciudad de México —en Lafayette, número 40, Colonia Nueva Anzures— para una sesión extraordinaria en la que conocerán, analizarán y decidirán si aprueban o rechazan la propuesta del gobierno.

La reunión del jueves la presidió el consejero jurídico del gobierno del estado, Ernesto Herrera Novelo y José Manuel Fortes Méndez, director de Desarrollo de Marhnos Infraestructura. También asistieron funcionarios de la Secretaría de Salud.

OTRA VERSIÓN. Sin embargo, el mismo día de la reunión, el jueves 16 de abril, el secretario de Salud Jorge Eduardo Mendoza Mezquita daba otra versión de los hechos a la prensa.

En la inauguración de la Reunión Nacional de la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina, el funcionario declaró que el gobierno del estado se encuentra actualmente en la “etapa de notificación”, en la que pregunta formalmente a la empresa constructora por qué no ha finalizado la obra, y ésta, según marcan los lineamientos legales del contrato, dijo, tiene que responder.

Confirmó que tanto el gobierno de Yucatán como la empresa pueden cancelar el contrato, aunque antes hay una serie de cláusulas por cumplir.

De acuerdo con el portal Desde el Balcón, que recogió sus declaraciones, (http://www.desdeelbalcon.com/desconocen-porque-aun-no-se-termina-el-hospital-de-ticul/#.VTEPR9In_Gc), Mendoza Mézquita afirmó también que “estamos pidiendo una explicación de por qué no se ha terminado el hospital, de acuerdo a las condiciones del contrato y como hay todavía muchas cosas por analizar, sería imprudente de mi parte hablar de algo que son elucubraciones. Lo que tenemos al día de hoy, efectivamente, es que hay un retraso lo suficientemente evidente para decir que no está concluido, y nosotros estamos haciendo el cuestionamiento por la vía legal de por qué”.

Añadió, que una vez que se analice la respuesta de la compañía a esa pregunta, el gobernador Zapata Bello tendrá la “sabiduría y el temple” para decidir qué acciones tomar con respecto al hospital, “pues tenemos que cuidar los intereses de los yucatecos, que para eso nos pagan”, dijo.

 

Artículos Relacionados