RED DE CONTRATISTAS DE PENICHE BATES PARA DESVIAR FONDOS. SEGUNDA PARTE

RED DE CONTRATISTAS DE PENICHE BATES PARA DESVIAR FONDOS. SEGUNDA PARTE

Aparecen más nombres de supuestos empresarios de Tizimín involucrados en el desvío de recursos públicos entre 2007 y 2010

MÉRIDA, YUC. A 2  DE MARZO DE 2016.- Otro destacado integrante de la red de contratistas de obra pública que formó el ex alcalde de Tizimín José Luis Peniche Bates, para desviar cuantiosos recursos públicos durante su gestión en el periodo 2007-2010, y que hasta ahora permanece impune, es José Cantellano Baca.

Según la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY), esta persona recibió 20 contratos de obra del ex alcalde, por un monto de $11.096,200, entre mayo y octubre de 2009, y todos resultaron con irregularidades, como falta de evidencia documental de la adjudicación del contrato mediante licitación pública, o de la autorización del Cabildo a la obra y de la firma de los contratos respectivos.

ML BATES TRES CANTE

Reporte de la Auditoría Superior sobre las anomalías atribuidas al empresario Cantellano Baca.

 Ese empresario tampoco mostró los expedientes y especificaciones técnicas de las obras —por lo que no se tiene la certeza de que éstas se hicieron correctamente— y el pliego de condiciones con la firma del contratista. Esto sugiere, señala el reporte de la ASEY, que Cantellano Baca “no conocía plenamente las condiciones para hacer las obras”.

En otros contratos revisados por la Contaduría, el empresario tampoco exhibió el programa de obra, las fianzas de cumplimiento y de vicios ocultos y el acta de finiquito.

La mayor parte de sus contratos fueron para pavimentar y bachear calles, construir banquetas e instalar sistemas de alumbrado público. Uno de esos contratos, el FAISM-096-VT-006-2009, para “pavimentar calles en la comisaría de El Cuyo”, por un monto de $3.623,815, carecía del acta de cabildo con la aprobación de la obra, un documento indispensable para darle validez legal al contrato, afirma la ASEY

MÁS DESVÍOS. Otro caso es el contrato firmado para “reconstruir calles pavimentadas en Popolnah”, con un importe de $483,986. La  Auditoría Superior invalidó ese contrato porque el constructor no tenía la aprobación del Cabildo, el acta de adjudicación, el expediente técnico y el pliego de condiciones, por lo que se presumía un posible desvío de recursos. Empero, nada pasó, ni aun cuando los vecinos dijeron que las calles no necesitaban reconstrucción.

ML BATES TRES PINTO

Parte de las irregularidades de Pinto Sánchez.

Otros de los supuestos empresarios de la construcción involucrado en los desvíos de Peniche Bates fue Jesús Edilberto Pinto Sánchez, que recibió 19 contratos por un monto de $4,382,100, de octubre de 2008 a julio de 2009.

La ASEY revisó esos contratos y descubrió tal número de irregularidades que pidió la restitución de ese dinero a Peniche, aunque éste nunca respondió.

De los recursos entregados a Pinto Sánchez,  $1.257,873 correspondían al Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (federal), invertidos en la construcción de guarniciones y banquetas de la calle 51 por 72 y 66 de Tizimín, entre julio y agosto de 2009, no obstante que la normatividad de ese fondo impide financiar ese tipo de obras.

La ASEY también detectó varios contratos a nombre de Pinto Sánchez por $1.714,000, en mayo de 2009, para la construcción de comedores y cocinas populares, que la Contaduría rechazó porque Pinto obtuvo las obras sin licitación y sin presentar presupuesto de la obra, números generadores de estimaciones técnicas, órdenes de trabajo, contratos firmados y actas de entrega-recepción.

CRECE LA RED.  Además, Pinto Sánchez recibió $1.236,000 entre octubre y noviembre de 2008, para pagar una supuesta nómina de albañiles contratados para construir las casas del fraccionamiento Benito Juárez, sin tener la autorización del presupuesto de obra por el Cabildo y sin la firma de recibido de los albañiles supuestamente contratados, de modo que quedó la duda sobre si éstos recibieron efectivamente sus pagos, afirma la ASEY.

En la red de contratistas de Peniche Bates figura también la Constructora Cruz Chan y Asociados, dirigida por Alejandro Cruz Chan Naal. El Ayuntamiento de Tizimín entregó a esta compañía el contrato FAISM-096-OE-31-2009, por $4.950,194 para “la construcción de la red de distribución eléctrica y alumbrado público”, en el fraccionamiento Benito Juárez de Tizimín.

ML BATES TRES CRUZ

El reporte sobre la constructora Cruz Chan y Asociados.

Cuando la ASEY revisó ese pago, determinó presuntos desvíos por $2.999,715, debido a la falta de aprobación de las obras por el Cabildo tizimileño y a documentos tan elementales como el presupuesto de la obra y su generadora de costos y análisis de precios unitarios, así como el pliego de condiciones o bases firmado por el contratista.

Estas anomalías indican, dice el informe de auditoría de la ASEY que la obra no se hizo de acuerdo con el presupuesto contratado y que “no se tiene la certeza de que el contratista conocía plenamente las condiciones para realizar la obra”.

 

 

 

 

Artículos Relacionados