RAMÍREZ MARÍN RESPONDE A MAYALEAKS

RAMÍREZ MARÍN RESPONDE A MAYALEAKS

Admite que su hijo compró 40 hectáreas de tierras ejidales, pero las destinará a la producción de henequén.

MÉRIDA YUC. A 3 DE MAYO DE 2017.- El diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín envío a Mayaleaks su respuesta a la información publicada por este portal sobre  la compra de 40 hectáreas de terrenos ejidales por parte de su hijo Guillermo Jacobo Ramírez Granados.

Este es el texto íntegro del Dip. Ramírez Marín:

A quien corresponda, muchas gracias por el espacio que le puedan brindar a esta información.

Estimados amigos de Mayaleaks:

En relación con la nota publicada el martes 2 de mayo en su portal en la que hace alusión a un servidor por un asunto de tierras en Motul, me permito hacer los siguientes comentarios y precisiones:

1.- Me da mucho gusto que su trabajo sea exhaustivo y que los políticos estemos bajo el escrutinio público, es lo normal para quienes estamos en la vida pública y en mi caso estoy dispuesto a dar las explicaciones que sean necesarias.

2.- Les agradezco la oportunidad que me dan para puntualizar varios aspectos sobre esta publicación. En principio no hay una doble cara ni un doble discurso respecto a las tierras ejidales: sostengo que éstas no se deben vender con fines especulativos, que se deben buscar figuras asociativas para hacerlas producir y que deben servir para proyectos que beneficien a los campesinos.

3.- Ese es precisamente el caso de las tierras del ejido de Motul, ya que las 40 hectáreas que cita la nota serán destinadas para un proyecto de producción de henequén en asociación con el Frente Unido de Parcelarios de Henequén del Estado de Yucatán, que preside Roberto Balam Chan, y con el empresario José Antonio Lara Ferrera, propietario de la desfibradora “La Lupita”, Sociedad de Producción Rural de Responsabilidad Limitada.

Se trata de un proyecto en crecimiento para bien de la zona, ya que a mayor superficie de producción, habrá mayor número de fuentes de empleo y mayor derrama económica para los campesinos.

4.- Efectivamente, las tierras aparecen a nombre de mi hijo y la razón es que él estará al frente del proyecto. Se trata de una apuesta por el campo en el que habrá inversión de un servidor con la participación de los parcelarios y el empresario Lara Ferrera, un verdadero experto en el tema.

5.- No se pagó una fuerte cantidad como supone la nota. El ejido estaba consciente de que las tierras se destinarán a un proyecto que les beneficiará. Me hubiera gustado que los ejidatarios sean socios, pero no se dieron las condiciones. Sin embargo, insisto, están considerados en el proyecto por su experiencia en el cultivo del henequén.

6.- No hay ningún fin especulativo como infiere la publicación, no es para viviendas ni para proyectos de energía solar o eólica. Las tierras están más cerca de Sinanché que de Motul. Actualmente no hay nada, están abandonadas y el objetivo, repito, es hacerlas producir con la participación de los propios campesinos.

7.- Muchas gracias a Mayaleaks por brindarme la oportunidad de dar explicaciones sobre este tema, respeto su interés en indagar este tipo de asuntos y me reitero a sus órdenes.

Jorge Carlos Ramírez Marín.

Artículos Relacionados