MÁS PRUEBAS DEL DESCARADO DESVÍO DE LA EX ALCALDESA DE YAXCABÁ

MÁS PRUEBAS DEL DESCARADO DESVÍO DE  LA EX ALCALDESA DE YAXCABÁ

Aprovechó, por ejemplo, la donación de una ambulancia por la Cámara de Diputados, para simular su compra y quedarse con el dinero

MÉRIDA, YUC, A  7 DE DICIEMBRE DE 2015.– Lorena Ávila Euán, del PRI, alcaldesa de Yaxcabá en el periodo 2010-2012, desvío casi siete millones de pesos en el primer semestre de 2012, mediante la ejecución de gastos sin comprobar, simulación de compras y apropiación de recursos federales directamente a su bolsa, entre otras estrategias, revela un documento interno de la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY), en poder de Mayaleaks.

ML AVILA DOS GAS 2

Relación de compras irregulares de gasolina por parte del Ayuntamiento de Yaxcabá.

En 2011, ese organismo documentó malversación de fondos de esa funcionaria por  $44,510,233, uno de los casos de desvío de recursos públicos más altos comprobados por ese organismo en los últimos 30 años. (http://mayaleaks.org.mx/ex-alcaldesa-priista-de-yaxcaba-desvia-impunemente-mas-de-51-millones/).

Aunque por este caso y por el de 2012 la ASEY multó a la ex  alcaldesa y la denunció en el Ministerio Público por peculado, estos recursos no prosperaron y Ávila Euán regresó a su plaza de maestra en la escuela “Ricardo Flores Magón”, de Mérida.

También se hizo cargo del patronato del DIF municipal en Yaxcabá, donde su esposo, Israel Sansón Palma Santos, igualmente denunciado por la ASEY, se desempeña como alcalde por cuarta ocasión.

En un informe anterior, Mayaleaks publicó parte del “pliego de observaciones, derivado de la fiscalización y revisión de la cuenta pública del municipio de Yaxcabá en el ejercicio fiscal del uno de enero al 31 de diciembre de 2012”, donde ese organismo documenta irregularidades por  $6,682,254.62.

En ese documento, la ASEY, prueba, por ejemplo, como ya publicamos, que Ávila Euán entregó en el primer semestre de 2012 a la empresa Occidente Construcciones, de Raúl Abraham Barceló, tres contratos para realizar obras en varias comisarías, por un monto global de $2,025,304,98, que nunca se hicieron, pero se pagaron.

GASTOS SIN COMPROBAR. En el informe de hoy, damos a conocer otros detalles de ese  “pliego de observaciones”, como los “pagos por combustible al proveedor Autoservicios Yucatán, SA de CV, sin contar con la bitácora que justifique el destino final del gasto, ni el procedimiento de adquisición, ya que el monto rebasa los límites autorizados”.

Este monto fue de $1,301,820.12 y fueron pagados a esa empresa, propiedad de Megasur.

La ASEY señala que, “si bien es cierto las autoridades municipales exhibieron las facturas que amparan los gastos realizados en combustible, no acreditaron cuál fue su destino final”, lo que viola la ley. (Ver documento de arriba).

ML AVILA DOS IUIT

En el mismo documento se habla de “pagos por compra de material eléctrico, sin evidencia que justifique el destino final del gasto”, hechos al proveedor Mauricio Iuit Espinosa, por $709,593.16. (Ver documento de la izquierda).

 Aunque la autoridad exhibió el importe de los pagos y las pólizas, facturas y cheques que se pagaron, “no se mostró la constancia de solicitud y recepción que justifique el destino de los recursos públicos”.

Ante estas observaciones, la ex alcaldesa Ávila Euán, dice la ASEY, “no presentó documentación, ni se pronunció” respecto a las anomalías.

¿PAGAN UNA DONACIÓN? Otro engaño detectado por la ASEY es el pago de $142,326.76 a Ferretera y Maquinaria del Bazar, SA de CV, “que no fueron comprobados con las facturas correspondientes”.

Un caso que llamó la atención de los auditores, por el descaro con que se cometió, es el relacionado con el pago de $141,000 para la supuesta compra de una  ambulancia que, según algunos indicios, habría sido donada por la Cámara de Diputados al Ayuntamiento de Yaxcabá.

Sin embargo, de acuerdo con la ASEY, este vehículo se pagó con el cheque número 396 de la cuenta 1102-01-0015.

En este caso, la ASEY detectó las siguientes anomalías:

. El contrato de compra venta está firmado por orden a nombre de la presidenta municipal.

. No se proporcionó el acta de Cabildo donde se aprueba la compra de ese vehículo.

. La tarjeta de circulación aparece a nombre de Alonso García Esperanza, que no es empleado del Ayuntamiento.

. No existe el documento que permita evaluar si el monto pagado es el correcto.

. No se proporcionó el resguardo.

. El vehículo tiene el logotipo de la Cámara de Diputados, por lo que no se sabe si fue una compra o una donación.

. El Ayuntamiento nunca comprobó ese supuesto gasto.

INCREÍBLE DESVÍO. En otra parte del documento, la ASEY publica una lista de gastos sin comprobar igual de escandalosa. Por ejemplo, el “pago de amortización de financiamiento con Banobras”, por $59,649.93, que Lorena Ávila hizo, aunque no presentó la factura correspondiente.

Es decir, emitió un cheque —en este caso el 386 de la cuenta bancaria 1102-01-0015, con fecha del dos de agosto de 2012, tres semanas antes de dejar el cargo — pero no lo depositó en el banco. La ASEY no conoce el destino de ese dinero.

Otro engaño igual de grave es el relacionado con el convenio que el Ayuntamiento de Yaxcabá firmó con el Instituto Nacional de las Mujeres —con fecha de inicio 25 de junio y de conclusión, dos de agosto de 2012 —, por $223,800.00 para el proyecto “Conocer para transformar: diagnóstico de las mujeres de Yaxcabá”. 

Los recursos serían depositados en la cuenta bancaria HSBC 4054253455, pero la ASEY no encontró evidencia de la recepción de ese dinero ni de la comprobación de su gasto.

ML AVILA DOS MULTAS

Dictamen de la ASEY por el caso de Lorena Ávila.

CULPABLES. Un caso más documentado por la ASEY que muestra la política deliberada de la ex alcaldesa de desviar los recursos públicos del Ayuntamiento, es el pago en efectivo de $169,978.14 a un proveedor no identificado, para la supuesta compra de material de construcción y mantenimiento y conservación de vehículos.

Los pagos se registraron contablemente en la cuenta 101-02-0003, a nombre de Nelly Guadalupe Cob González, regidora del Ayuntamiento, pero no se entregaron las facturas.

Cuando la ASEY pidió esos documentos, las autoridades trataron de salvar la situación justificando los gastos con notas de ventas y facturas de gasolina, lo cual no fue aceptado por los auditores.

La ASEY multó a Avila Euán y la denunció penalmente por estas anomalías, junto con los siguientes funcionarios: Wílbert Russel Aké Pech, secretario de la Comuna; Celia Delfina Díaz Peña y Martín Gabriel Catzín Hernández, aunque nada pasó.

 

Artículos Relacionados