LIGAN AL NUEVO COMISIONADO DEL INAIP CON EMPRESA DE ASESORÍA EN TRANSPARENCIA

LIGAN AL NUEVO COMISIONADO DEL INAIP CON EMPRESA DE ASESORÍA EN TRANSPARENCIA

El despacho jurídico de Aldrin Briceño funciona en el mismo lugar que Dai&Data, un intermediario o cabildero entre oficinas del gobierno y el Instituto de Acceso a la Información Pública

MÉRIDA, YUC. A 8 DE FEBRERO DE 2017.— El recién designado nuevo comisionado del Instituto Estatal de Acceso a la Información Pública (Inaip), Aldrin Briceño Conrado, estaría ligado a una empresa consultora particular especializada en brindar asesoría en materia de transparencia a las dependencias del gobierno, lo que significaría que podría incurrir en un grave conflicto de intereses.

SOCIOS. Miguel Castillo Martínez, segundo desde la izquierda y Aldrin Briceño Conrado, a final, a la derecha.

De acuerdo con una investigación de Mayaleaks, el despacho jurídico de Briceño Conrado tiene el mismo domicilio y el mismo número de teléfono que esa consultora, llamada Dai&Data Consultores, que dirige Miguel Castillo Martínez, ex presidente del Inaip y antiguo socio y amigo del nuevo comisionado.

Dai&Data se ofrece como intermediario o cabildero entre los sujetos obligados y la autoridad encargada de aplicar la Ley de Transparencia y entre sus clientes figuran varias dependencias del gobierno del estado, como el Instituto de Historia y Museos de Yucatán, a cargo de Jorge Esma Bazán, que reiteradamente se ha negado a transparentar la información sobre la construcción y operación del Gran Museo del Mundo Maya.

Hasta antes de su designación como comisionado por el Congreso —todos los diputados votaron a su favor, menos la de Morena, que anuló su sufragio—, Briceño Conrado decía que trabajaba en el despacho “Briceño, Erosa y Asociados”, con domicilio en la calle 23 No. 70, letra C, entre 12 y 14 de la Colonia Yucatán. La misma dirección de Dai&Data, cuyo teléfono, 920 02 44, es también el mismo del despacho de Briceño Conrado, lo que sugiere una estrecha relación entre ambos despachos.

DESPACHOS GEMELOS. Según las averiguaciones de la red de investigadores de Mayaleaks, en este local ha funcionado, por lo menos desde hace ocho años el despacho jurídico de Castillo Martínez, quien en el pasado reciente estuvo asociado con el propio Briceño Conrado y con Azucena Erosa Martínez y Eduardo Alonso Marín Hernández, empleado, por cierto, del Inaip cuando Castillo Martínez fue el presidente.

Ahora, en ese mismo local, funciona Dai&Data, que ofrece, entre otros servicios, según su publicidad, “soluciones integrales a los sujetos obligados en materia de transparencia, rendición de cuentas y protección de datos personales”. Esto incluye la conformación del equipo de transparencia de los sujetos obligados, capacitación a través de talleres y, sobre todo, “asistencia jurídica en solicitudes de acceso a la información, en recursos de revisión y en resoluciones de cumplimiento y en labores de enlace” con el Inaip y otras instituciones afines.

Es decir, Dai&Data se ofrece como intermediario o cabildero entre los sujetos obligados y la autoridad encargada de aplicar la Ley de Transparencia.

El despacho “Briceño, Erosa y Asociados” y Dai&Data Consultores tienen el mismo local, en la calle 23 No. 70, letra C, entre 12 y 14, y el mismo teléfono, 920 02 44.

NEGOCIOS. El director ejecutivo de este despacho es, como ya se dijo, Miguel Castillo Martínez, antiguo y estrecho amigo de Briceño Conrado, por lo menos desde 1995, cuando Castillo fungió como presidente Regional de la Barra Nacional de Abogados (BNA) y Briceño como secretario.

La Barra no es un órgano colegiado de los profesionales del derecho, sino una agrupación dedicada a negocios relacionados con la abogacía. Actualmente funciona como una escuela privada de derecho, en Ciudad de México.

En julio de 1995, Castillo y Briceño aprovecharon la inconformidad de cientos de yucatecos con el aumento exagerado de las tasas de interés de los préstamos bancarios, ocasionado por el llamado “error de diciembre”, y ofrecieron una solución legal: denunciar penalmente a los bancos.

Según registros periodísticos de la época, los directivos de la BNA reunieron a cientos de personas en el salón de un hotel y les ofrecieron su estrategia legal, a cambio del pago de una “cuota de recuperación” de 795 nuevos pesos, “por cada tipo de deuda gestionada”. Les advirtieron que el proceso podría tardar hasta dos años y que tendrían que cubrir entre seis y siete “cuotas de recuperación”, pero mucha gente se retiró del salón, extrañada de que los abogados les pidieran dinero antes de conocer los casos que atenderían.

Sin embargo, Castillo y Briceño convencieron a 89 personas, pero nunca les cumplieron: la Procuraduría de Justicia del Estado rechazó los 89 expedientes.

TURISMO TRANSPARENTE. Nueve años después, en 2009, Castillo Martínez reapareció para ocupar el puesto de comisionado del Inaip para un periodo de cinco años, que finalizó en diciembre de 2013 y del que salió en medio de graves acusaciones de dispendio de recursos.

Entre 2010 y 2012 fungió como presidente del Instituto y fue en ese lapso cuando se incrementaron sus gastos de representación derivados de sus numerosos viajes al interior del país, que ascendieron a $722,694, contra un gasto conjunto de $197,035 de los demás comisionados. (Ver http://yucatan.com.mx/merida/funcionario-muy-viajero).

“Aldrin Briceño en Fórmula”: de locutor a comisionado del Inaip.

También fue muy criticado cuando un año después de dejar el Inaip se presentó en noviembre de 2014 como abogado defensor en un juicio laboral contra el alcalde de Tizimín José Luis Peniche Bates (2007-2010), acusado de desviar por lo menos $64.1 millones (http://mayaleaks.org.mx/la-asey-habria-protegido-al-ex-alcalde-de-tizimin-jose-luis-peniche-bates/) y de ser uno de los funcionarios que más trabas puso en su gestión a la transparencia de la información pública.

CAMINITO. Antes de llegar al Inaip, Castillo Martínez se desempeñó como comentarista político de Radio Fórmula Yucatán y lo hizo siempre a favor del gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, que luego propició su nombramiento como comisionado.

El mismo camino siguió su amigo Briceño Conrado, quien hasta la semana pasada también tenía un programa radiofónico llamado “Aldrin Briceño en Formula”, obsequioso con el gobierno de Rolando Zapata Bello. (ML).

Artículos Relacionados