LA TRAGEDIA DE TEMAX, TERCERA PARTE: EL PRI, DETRÁS DE LOS ASESINATOS

LA TRAGEDIA DE TEMAX, TERCERA PARTE: EL PRI, DETRÁS DE LOS ASESINATOS

Alberto de Jesús Cimé Novelo, vecino de Temax y cercano colaborador del PRI, ha sido acusado por las autoridades como presunto responsable del asesinato de dos pandilleros de Mérida, llevados a esa población el domingo, por el equipo de campaña de la candidata de ese partido a la alcaldía, Olivia Ku Crespo.

Según datos recabados por la red de investigadores Mayaleaks en Temax y Mérida, los pandilleros llegaron a esa población, junto con otros 50 más, para participar en una operación destinada a “reventar” las elecciones del lugar que, al final, se salió del control de los priistas.

ML TEMAX CACTUS

Alberto de Jesús Cimé Novelo, vecino de Temax y cercano colaborador del PRI, presunto responsable del asesinato de dos pandilleros.

El esposo de la candidata del PRI, Jorge Cruz Verdugo, anticipando una derrota de su partido, habría promovido la contratación de pandilleros y golpeadores para destruir las ánforas, en caso necesario. De acuerdo con los informes, los pandilleros fueron contratados por “coordinadores” de ese partido en varios rumbos de Mérida, quienes los trasladaron a Temax, un día antes de los hechos, y los sacaron de allí después del incidente, en vehículos propiedad del papá de la candidata.

—La intención no era matar a nadie— dice Marcos Romero Cauich, del PRI temaxeño. Cimé Novelo, en efecto, estaba cerca del equipo de Olivia, pero actuó por propia iniciativa y, pues, complicó todo… Sus instrucciones eran “defender las casillas de los ataques panistas”, junto con los jóvenes que llegaron de Mérida, dice Romero Cauich.

PREOCUPACIÓN. En círculos priistas de Temax hay preocupación por la detención de Cimé Novelo, apodado “El Cactus”, porque temen que pueda revelar los detalles de la operación para “reventar” los comicios del domingo.

Hasta ahora Cimé Novelo se ha abstenido de hacer declaraciones. Desde el miércoles permanece a disposición del juez Segundo de Control del Centro de Justicia Oral de Mérida, Edwin Mugarte Guerrero, quien le  imputó los delitos de  homicidio calificado, lesiones calificadas y homicidio en grado de tentativa cometido en contra de servidores públicos, ya que disparó contra agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que intentaban detenerlo.

El juez fijo el 12 de junio como fecha para realizar la audiencia donde se resolverá su situación jurídica.

Cimé Novelo fue detenido en Temax el domingo, poco después del enfrentamiento entre simpatizantes del PAN y del PRI, en las afueras de una casilla, por agentes de la policía estatal, que escucharon las denuncias de varios vecinos, entre ellos las de Pedro Pacheco Azcorra, que vieron a Cimé disparar.

Cuando tres policías se acercaron a detenerlo, éste disparó en contra de ellos, hasta que se le terminaron las balas.

En el lugar de los hechos, la policía recuperó seis cartuchos calibre .22, uno calibre .45 y un cartucho más de una pistola calibre .16 expansiva.

ML TEMAX PANDILLEROS POLI

Sur 13, dolor de cabeza para la policía.

MEGAPANDILLA. Aprovechando el desorden causado por el humo de los gases lacrimógenos que arrojó la policía, Cimé Novelo huyó a casa de sus papás, donde escondió las sus armas en un pozo, aunque después fue detenido y trasladado a Mérida y puesto a disposición de la Fiscalía Genral del Estado. La acusación: probable responsable del homicidio de Raúl Adrián Espinosa Pinto, de 20 años de edad, apodado “Sodas”; y de Ángel Ignacio Mangas Balam, de 16 años.

Las autoridades también lo responsabilizan de lesionar con arma de fuego a Roberto Poot Moo, de 28 años; Ley Yoshiki Ek, de 26 y César Adrián López Acosta, de 21 años.

Espinosa Pinto era originario de Sinanché, pero estaba avecindado en el fraccionamiento Fidel Velázquez, al oriente de Mérida. Mangas Balam vivía en Paseos de Itzincab, en Umán. Ambos pertenecían a la pandilla “Sur 13”, como lo demuestran los tatuajes alusivos a esa pandilla que ambos tenían en la pantorrilla, según fuentes de la Fiscalía, consultadas por Mayaleaks.

“Sur 13” es una de las pandillas más grandes de Mérida, que incluso tiene ramificaciones en varios municipios.

La SSP recibe constantemente denuncias contra sus integrantes por actos de violencia y vandalismo. El último, según informa la propia policía, fue el martes 9 de junio, en la noche. Ese día, varias patrullas se trasladaron a la colonia El Roble para auxiliar a una persona, agredida sin motivo, por esos pandilleros.

MAÑANA: LA TRAGEDIA DE TEMAX, CUARTA PARTE: ¿QUIÉN LE PAGÓ A LOS PANDILLEROS?

 

 

Artículos Relacionados