EXALCALDESA DE TEKAX SACA CERO EN CONOCIMIENTOS DE ADMINISTRACIÓN

EXALCALDESA  DE TEKAX SACA CERO EN CONOCIMIENTOS DE ADMINISTRACIÓN

No obstante eso y a las acusaciones de corrupción en su contra, Carmen Navarrete Navarro figura otra vez como precandidata del PRI

La priista Carmen Navarrete en abierta campaña para repetir en la alcaldía.

TEKAX, YUC. A 12 DE DICIEMBRE DE 2017.– La exalcaldesa priista de este municipio en el periodo 2012-2015, Carmen Navarrete Navarro, que busca de nuevo la candidatura de ese partido para las elecciones municipales de 2018, no solo ha sido acusada de cometer graves actos de corrupción, sino de ignorancia casi total en materia administrativa.  

Una investigación de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), le puso una calificación de ¡cero!, al evaluar su gestión de 2013.  Su falta prácticamente total de conocimientos y experiencia administrativa es una de las causas por las que la ASF señala a Navarrete Navarro como responsable de desviar y mal gastar $56.1 millones de recursos públicos federales.

No obstante estos graves señalamientos, la exfuncionaria continúa con su abierta campaña de proselitismo, iniciada desde hace varios meses, mediante la entrega de regalos, despensas y materiales de construcción a los vecinos pobres del municipio.

 

La evaluación realizada por la Auditoría Superior a la gestión municipal en Tekax en    2013, “arrojó un promedio general de 0 puntos de un total de 100”.

Con el apoyo, al parecer, de funcionarios del Gobierno del Estado, como el secretario general del Gobierno, Roberto Rodríguez Asaf, la Sra. Navarrte Navarro aparece en la lista  de precandidatos del PRI a la alcaldía de Tekax y también en la de aspirantes a diputados por el XII Distrito.

Una encuesta reciente de ese partido la ubica en el primer lugar de las preferencias, no obstante su mala reputación como funcionaria.

DESASTRE. Según el informe de la ASF, el manejo de los recursos federales asignados a ese municipio en el periodo 2012-2015, durante la gestión de Navarrete Navarro, resultó un desastre. La dependencia calificó con cero su tarea administrativa.

La alcaldesa y su equipo, añade la ASF, desconocen hasta lo más elemental de la administración de los recursos financieros, al grado de que de los $56.1 millones enviados a Tekax, a través del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) en 2013, por ejemplo; $27.8 millones no se registraron en la contabilidad municipal, mientras que los informes sobre el gasto de esos recursos, enviado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, son diferentes a los entregados al Cabildo.

Asimismo, el Ayuntamiento Tekax carece de los mecanismos “para realizar la supervisión y monitoreo del control interno institucional y para resolver oportunamente las deficiencias identificadas y los hallazgos de auditoría”.

Debido a esto, añade la ASF, la evaluación realizada por la Auditoría Superior a la gestión municipal en Tekax en 2013, “arrojó un promedio general de 0 puntos de un total de 100”.

ROBO. Por si fuera poco, la exalcaldesa  Navarrete Navarro no puso en la contabilidad municipal las aportaciones de los beneficiarios de las obras (es decir, se quedó con el dinero que dieron los vecinos para las obras por  cooperación), que ascienden a $2.9 millones, ni registró en la cuenta de patrimonio las adquisiciones de activos fijos realizadas por $709,900, explica la ASF.

La alcaldesa Navarrete Navarro no puso en la contabilidad municipal las aportaciones de los beneficiarios de las obras, es decir, se quedó con el dinero que dieron los vecinos para las obras por cooperación.

Asimismo, gastó $643,800 en gastos indirectos y $912,200 en el rubro de “desarrollo institucional”, cantidades que superan los porcentajes permitidos por la norma para esos rubros.

Además, el Ayuntamiento pagó por concepto de actualización del padrón de contribuyentes del catastro municipal y capacitación para la creación de un sistema de comunicación y automatización de información, $268,200, pero no proporcionó el contrato del servicio, ni la relación de personas capacitadas.

NEGOCIO PERSONAL. Según la ASF, y como muestra de su falta de transparencia, el Ayuntamiento de Tekax, envió a la SHCP los informes trimestrales relacionados con el ejercicio, destino y resultados de la aplicación del FISM en 2013, con una diferencia de $2.3 millones, respecto a los registros contables del municipio. Estos informes, agrega la ASF, no se presentaron a tiempo, ni en forma completa (obra por obra), y tampoco se difundieron en internet o en los medios locales de difusión, como obliga la ley.

Navarrete Navarro manejó el erario municipal sin eficiencia y transparencia y como un negocio personal, en beneficio de un reducido grupo de empresarios y de sus familiares directos, como documentaremos en la siguiente entrega (ML).

Para ver la auditoría de la ASF: 

http://www.asf.gob.mx/Trans/Informes/IR2013i/Documentos/Auditorias/2013_1081_a.pdf. 

Artículos Relacionados