EXALCALDESA DE TEKAX ACUSADA DE CORRUPCIÓN, QUIERE SER OTRA VEZ CANDIDATA

EXALCALDESA DE TEKAX ACUSADA DE CORRUPCIÓN, QUIERE SER OTRA VEZ  CANDIDATA

Carmen Navarrete Navarro, del PRI, denunciada penalmente por la Auditoría Superior del Estado por cuantioso desvío de recursos, hace campaña con miras a 2018

TEKAX, YUC. A 7 DE DICIEMBRE DE 2017.- Carmen Navarrete Navarro, la alcaldesa priista de este municipio en el periodo 2012-2015, acusada de graves actos de corrupción, intenta alcanzar otra vez la candidatura de su partido a la presidencia municipal en los comicios de 2018 o por lo menos a la de la diputación por el Distrito Electoral XII.

Carmen Navarrete quiere ser otra vez alcaldesa de Tekax, aunque está acusada de desvío de recursos.

No obstante las denuncias penales en su contra, presentadas por la Auditoría Superior del Estado (ASE) por el desvío de decenas de millones de pesos, Navarrete Navarro, con el apoyo de dirigentes de su partido y , al parecer, de funcionarios del gobierno del Estado, principalmente Roberto Rodríguez Asaf, realiza labores de proselitismo para regresar a la política. Mediante organizaciones como Cuenta Conmigo y Consejo Campesino del Sur, reparte despensas, materiales de construcción y regalos a los habitantes de comisarías y colonias populares.

Por ejemplo, eso hizo en la comisaría  Manuel Cepeda Peraza, a fines de noviembre, según observaron investigadores de Mayaleaks. Allí, la exfuncionaria ofreció la entrega de tinacos de agua a un reducido grupo de vecinos que aceptó la invitación para reunirse con ella, a cambio de su apoyo en los comicios del próximo año.

El PRI designará a su candidato a alcalde de este municipio en las siguientes semanas y aunque sobre Navarrete Navarro existen serias denuncias por el desvío de más de 56 millones de pesos, pésima administración, compadrazgo, etcétera, el partido oficial la considera en la lista de sus posibles abanderados para 2018.

QUIERE SER CANDIDATA. Dulce María Chin Canul, simpatizante de la exalcaldesa, dice: “en reciente encuesta levantada por el PRI, ella aparece en primer lugar con el 28 por ciento de las preferencias”.

Navarrete Navarro no oculta sus pretensiones. No solo reparte artículos para ganar votos, sin especificar el origen de esos recursos, sino que en agosto declaró: “en la próxima contienda electoral buscaré de nueva cuenta participar como aspirante a la alcaldía de Tekax, siempre y cuando las autoridades de su partido me lo permitan y se realice un proceso abierto”.

La exalcaldesa priista realiza reuniones desde hace meses, aunque no explica de dónde obtiene los recursos.

Eso lo dijo no obstante que un año antes, en octubre de 2016, la ASE emitió dictamen “negativo” a las cuentas públicas de su gestión en Tekax en 2013 y 2014. La calificación de “negativa” ocurre cuando existen observaciones administrativas que pueden implicar un daño patrimonial. También cuando podrían generar una denuncia penal si no se acreditan o solventan, que fue el caso de Navarrete Navarro.

DENUNCIA PENAL. La ASE interpuso una denuncia penal en la Fiscalía General del Estado contra la exfuncionaria por el desvío de más de $10 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Fortamun-DF).

Mayaleaks pudo leer parte del expediente de este caso, donde aparecen copias de un recibo firmado por Navarrete Navarro por siete millones 177 mil pesos y otro por tres millones 266 mil pesos, que hacen un total de diez millones 443 mil pesos.

Según el informe de la ASE, la exalcaldesa no presentó la documentación original comprobatoria de la aplicación de esos recursos.

A causa de esta irregularidad, el gobierno federal suspendió el envío de más recursos de ese Fondo a Tekax, que incluye dinero para fortalecer a la policía municipal y la seguridad pública.

Parte de su campaña es el reparto de materiales de construcción.

COLA LARGA. Aunque la denuncia interpuesta por el Auditor Superior fue por el daño patrimonial de 10 millones 444 mil pesos, esta cifra podría aumentar a más de 56 millones.

De acuerdo con el mismo informe de la ASE, la administración de Navarrete Navarro recibió $56.1 millones de la Federación en 2013 como parte del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM), y pese al alto índice de marginación del municipio, la alcaldesa dejó de ejercer $17 millones, el 30% de todo el Fondo, y de la cantidad que sí ejerció —$39.1 millones— desvió o gastó ilegalmente ¡$31.4% millones!, que deberá reintegrar a la Tesorería de la Federación.

Además de no registrar más de $27 millones de recursos federales en su sistema contable, el Ayuntamiento no presentó la documentación original de los recursos del FISM ejercidos en los meses de noviembre y diciembre de 2013, por $5.6 millones; y entregó comprobantes de pagos sin registro del Servicio de Administración Tributaria, por otros $895,720, entre otras graves anomalías que Mayaleaks detallará en siguientes entregas. (ML).

 

Artículos Relacionados