EL PAN, ÚLTIMO LUGAR EN TRANSPARENCIA EN YUCATÁN

EL PAN, ÚLTIMO LUGAR EN TRANSPARENCIA EN YUCATÁN

De 2014 a 2016 recibió más de $60 millones del Iepac, pero solo informó de los gastos del primer semestre de 2015. El PRI y el PVEM lo superan en  esa materia

MÉRIDA, YUC. A 25 DE SEPTIEMBRE DE 2017.– Los partidos políticos en Yucatán recibieron 178 millones, 869 mil 256 pesos entre 2014 y 2016 por parte del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (Iepac), pero esas organizaciones ejercieron el dinero en medio de la opacidad y la falta de rendición de cuentas.

Pese a las promesas de su presidente Raúl Paz Alonzo, el PAN en el estado está muy rezagado en materia de rendición de cuentas.

Un análisis realizado por Mayaleaks de los informes financieros de los ocho partidos registrados en el estado, que recibieron dinero público, revela que todos en mayor o menor medida, incumplen con la Ley de Transparencia, que los obliga a informar puntualmente sobre cómo ejercen los recursos fiscales que reciben, cuando deberían ser los primeros en hacerlo.

Todos los partidos, sin excepción, por ejemplo, no han informado cómo gastaron los recursos que los ciudadanos le entregaron en 2016 y lo que va de 2017 y otros ni siquiera los de 2015 y 2014 y, pese a esto, al parecer, nadie les dice nada.

Según el análisis, el partido peor calificado en este aspecto es el PAN, seguido del  PRD y el Panal.

En su propia página de Transparencia, Acción Nacional reconoce que en los últimos tres años recibió 60 millones 144 mil 368 pesos, incluyendo las transferencias ordinarias y las destinadas para actividades específicas, divididos así: $14,495,569, en 2014; $23,074,308 en 2015 y $22,574,491 en 2016.

PAN, PURAS PROMESAS. Empero, en tres años ese partido únicamente ha informado de sus gastos en los primeros seis meses de 2015, de lo demás, ni una palabra: no hay informes sobre el ejercicio del presupuesto del segundo semestre de 2015 ni de los años 2014 y 2016 y menos del primer semestre de 2017.

Esto ocurre pese a que el presidente estatal del PAN, Raúl Paz Alonzo ha presumido el apoyo de su partido a la iniciativa de Ley del Sistema Estatal Anticorrupción del Estado de Yucatán, que servirá, ha dicho, de “pilar de la legalidad, la transparencia y las buenas prácticas en el ejercicio gubernamental”.

Acción Nacional también promovió la iniciativa de Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Yucatán, con el propósito de obligar a las entidades públicas a transparentar de manera más ágil el manejo de sus recursos.

En el interior del PAN, al parecer, este espíritu no se observa.

Alejandro Cuevas Mena, presidente estatal del PRD. ¿Y las cuentas?

PRD OPACO. Lo mismo sucede en otro de los partidos de oposición, el PRD. Este recibió $19,287,892 en los últimos tres años, divididos de la siguiente manera: $4,476,308, en 2014; $6,460,207, en 2015 y $8,351,377, en 2016.

Sin embargo, el PRD solo ha informado de cómo gastó el presupuesto que le entregó el Iepac en 2014. Es decir, hace más de 24 meses que no dice qué hizo con el resto de los recursos.

El Panal es un caso idéntico: Solo ha informado cómo gastó el presupuesto de 2014, $3,545,729, pero nada de los $4,857,739 de 2015, ni de los $4,862,939 del año pasado.

Morena, el partido de reciente creación, muestra también un manejo poco transparente de sus finanzas. Esta organización recibió del erario yucateco $1,340,232 en 2015 y $5,334,72, en 2016, pero de los recursos de 2015 no ha informado nada y de los correspondientes al año pasado, solo emitió un informe muy escueto de sus gastos de enero a abril.

¿Y LA RENDICIÓN DE CUENTAS? Los que de plano no ha cumplido con lo más elemental de la Ley de Transparencia son los nuevos partidos Encuentro Social y Humanista, que aunque en el estado perdieron su registro, luego de su estreno en las elecciones de 2015, para ese año el Iepac les entregó a cada uno $1,340, 232, de lo que sus dirigentes locales no han dado cuenta y al parecer, tampoco nadie se las pide.

Finalmente, contra lo que muchos pudieran pensar, los partidos que menos lejos están del cumplimiento de la Ley de Transparencia son el PRI y el PVEM. El primero, que recibió  $65,322,210 en tres años, ya informó cómo gastó esos recursos correspondientes a 2014 y 2015, pero no a los del 2016 ni a los del primer semestre de 2017.

El PVEM recibió $13,463,889 en tres años y ya informó de sus gastos de 2014 y 2015. Aunque a éste, como al PRI, le falta publicar sus informes sobre 2016 y 2017, la transparencia de estas dos organizaciones es mayor que la de los demás partidos, algunos de los cuales ponen la rendición de cuentas como una de sus banderas políticas para 2018. (ML).

 

 

Artículos Relacionados