EL CHECHÉ CEBALLOS, FUNCIONARIO PÚBLICO, AUNQUE ESTÉ INHABILITADO

EL CHECHÉ CEBALLOS, FUNCIONARIO PÚBLICO, AUNQUE ESTÉ INHABILITADO

El polémico ex alcalde de Mérida, encarcelado por fraude y peculado hace 24 años, es ahora director en la Secretaría de Gobierno con Rolando Zapata, pese a estar inhabilitado por la Contraloría

MÉRIDA, YUC. A 23 DE AGOSTO DE 2015.  A  El alcalde de Mérida en el periodo 1987-1989, Carlos Ceballos Traconis, del PRI, encarcelado por fraude y peculado, ocupa ahora un puesto en la administración pública estatal, director de la Secretaría de Gobierno, no obstante un dictamen de la de la Contraloría del propio gobierno estatal que lo inhabilita para desempeñar ese tipo de cargos durante 15 años.

09 de octubre de 2009 local Uniprint: foro con ex alcaldes priistas: 1.- Federico Granja Ricalde (1976-1978) 2.- Herbé Rodríguez Abraham (1985-1987) 3.- Carlos Ceballos Traconis (1988-1990 -inconcluso) 4.- Tuffy Gáber Arjona (1989-1991) en la imagen : carlos ceballos garcia sergio gonzalez castillo

Carlos Ceballos Traconis: nuevos tiempos.

El expediente del caso, sin número, tiene fecha de resolución del primero de agosto de 2001, inicio de la gestión del panista Patricio Patrón Laviada, pero se estima que las investigaciones empezaron en el gobierno anterior, de Víctor Cervera Pacheco, enemigo político de Ceballos y de su padrino, el ex gobernador Víctor Manzanilla Schaffer.

En el expediente, obtenido por Mayaleaks a través de una solicitud de acceso a la información pública, la Secretaría de la Contraloría acusa de “negligencia administrativa” a Ceballos Traconis, derivada de “una investigación interna”, y lo inhabilita 15 años, del primero de agosto de 2001 al 31 de julio de 2016, para desempeñar un cargo en el Gobierno del Estado.

No obstante, Ceballos Traconis es actualmente director en la subsecretaría de Gobierno y Desarrollo Político, de la Secretaría General de Gobierno. Ese cargo lo ocupa desde 2008, gracias a la intervención de la entonces gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, responsable de su “rehabilitación” política.

Ceballos Traconis, apodado “El Cheché”, asumió la alcaldía de Mérida el 1 de agosto de 1987 y la abandonó en septiembre de 1988, luego de que los regidores del PAN lo acusaron de fraude y peculado.

NEGOCIOS EN FAMILIA. El cargo más grave tenía que ver con la adjudicación de un contrato para la compra de cinco grúas marca Hiab a la empresa Distribuidora de Material Eléctrico, propiedad de Roberto Arjona Ruiz, novio de la hija de Orlando Enríquez Cardeña, jefe del Departamento de Proveeduría de la Comuna, quien las vendía con sobreprecio.

Al abundar en las investigaciones, los regidores panistas descubrieron un sistema municipal de adquisiciones basado en una lista de proveedores —personas físicas y morales— relacionadas familiar o sentimentalmente con funcionarios de la Comuna. Estos efectuaban operaciones de compra-venta de todo tipo de productos y facturaban al Ayuntamiento con una cantidad mayor a la que realmente tenían esos productos en el mercado, dividiendo luego la diferencia con los funcionarios.

ML CEBALLOS DIRECTORIO

Directorio de la Secretaría de Gobierno, donde aparece el nombre de Ceballos Traconis.

Los regidores de oposición descubrieron que además de la compañía de Arjona Ruiz, involucrada también en la venta fraudulenta de material eléctrico, habían otras dos empresas incluidas en la operación de corrupción: Editodo Construcasa y Esferética.

La primera pertenecía a Carlos Ceballos Farfán, hijo del ex alcalde, y a Mario Alberto Enríquez López, hijo del Sr. Enríquez Cardeña, compadre a su vez de Ceballos Traconis.

INHABILITADO. Esferética era propiedad de Trinidad Franco de Fernández, esposa de Orlando Fernández Ortega, quien como director de Obras Públicas asignaba trabajos a esa compañía, en cuya lista de accionistas aparecía también Minerva Denis Osorio, esposa del tesorero municipal Omar Zapata Maldonado.

Editodo Construcasa, de Ceballos Farfán, fue acusada de inflar precios y de recibir $45 millones de anticipo por la compra de productos que nunca entregó al Ayuntamiento.

Ante el cúmulo de denuncias en su contra, Ceballos Traconis renunció a la alcaldía el 5 de septiembre de 1989. Poco después, el 15 de junio de 1990, el Congreso del Estado, con el voto unánime de los diputados, aprobó quitarle el fuero al ex funcionario e inhabilitarlo por 15 años para ocupar otro cargo de elección popular.

 Luego de esto, Ceballos Traconis se dio a la fuga y se escondió en la ciudad de México, hasta que fue detenido a mediados de marzo de 1991 y enviado al reclusorio, durante el gobierno interino de Dulce María Sauri Riancho.

El 21 de septiembre de 1992, sin embargo, el Juzgado Primero de Defensa Social lo exoneró de los cargos en su contra y luego el Tribunal Superior de Justicia respaldo esa decisión.

ML CEBALLOS IVONNE

Ivonne Ortega rescató al Cheché.

IVONNE AL RESCATE. La rehabilitación política de Ceballos Traconis se debe a Ivonne Ortega Pacheco, quien ignorando la prohibición de la Contraloría, en 2008 lo designa miembro de su consejo de asesores. A ese grupo, coordinado por el ex gobernador Federico Granja Ricalde, pertenecían Carlos Sobrino Sierra, Eric Rubio Barthell, Carlos Capetillo Campos, Milton Rubio Madera, Leticia Mendoza Alcocer, Lucely Alpizar Carrillo, Raúl Vela Sosa y Alberto Escamilla Góngora. Según confesó el propio Ceballos a la prensa, todos recibían $25,000 mensuales de honorarios.

Poco después, en ese mismo año, Ivonne Ortega nombró al ex alcalde director de Gobierno, de la  Secretaría General de Gobierno y, en ese carácter, comenzó a participar en varios actos oficiales.

El 22 de noviembre de 2009, también a instancias de Ortega Pacheco, el entonces presidente estatal del PRI, Mauricio Sahuí Rivero, designa a Ceballos Traconis miembro de la Comisión de Procesos Internos, encabezaba por Juan José Abraham Achach.

Ceballos ya se había acercado al PRI en 2003, cuando lo nombraron en un puesto poco importante: secretario general adjunto de la presidencia de ese partido en Mérida.

PREMIO. A su llegada al Gobierno del Estado, Rolando Zapata Bello ratificó a Ceballos Traconis como director en la Secretaría de Gobierno y hasta lo incluyó en el equipo del Plan Estatal de Desarrollo, como coordinador de la Región VII Sur del Consejo Estatal de Planeación.

El PRI, al parecer, olvidó el pasado de Ceballos Traconis y hasta de su hijo, Carlos Ceballos Farfán. Casi 22 años después de las denuncias en contra de la empresa de éste, Editodo Construcasa, la misma Ivonne Ortega propició su nombramiento como director de Administración y Finanzas del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, el 24 de abril de 2011, puesto que aún desempeña.


DROGAS Y ALCOHOL

Siendo secretario general adjunto del presidente municipal del PRI en Mérida, la vida personal y profesional del ex alcalde Carlos Ceballos Traconis cayó en otro bache.

La noche del 28 de julio de 2005, agentes de la Secretaría de Protección y Vialidad (SPV) lo detuvieron por conducir ebrio y bajo los efectos de la cocaína, el Ford Sable placas YWM-7368, en la avenida Correa Rachó entre 9 y 11 de la colonia Díaz Ordaz, según publicó Diario de Yucatán el 30 de julio de ese año.

Los policías encontraron entre las pertenencias de Ceballos Traconis, que entonces tenía 62 años, una bolsita con cocaína “a medio abrir”.

El ex funcionario supuestamente ofreció $200 para evitar la detención, pero el agente de la SPV no aceptó el dinero y lo llevó a las oficinas de la Policía, donde quedó recluido en los separos de la corporación.

El examen toxicológico reveló que estaba ebrio y bajo los efectos de la cocaína.

El entonces titular de la SPV, Javier Medina Torre, informó que no consignó al Ministerio Público al abogado porque reconoció su error de conducir en estado inconveniente, ofreció disculpas por intentar sobornar a los policías y no causó alboroto alguno, “sino que cumplió en forma pacífica su castigo administrativo”.

Artículos Relacionados