COBRAN A ROLANDO $31 MILLONES DESVIADOS POR EL IDEY DE IVONNE ORTEGA

COBRAN A ROLANDO $31 MILLONES DESVIADOS POR EL IDEY DE IVONNE ORTEGA

La Auditoría Superior de la Federación exige ese pago al actual gobierno del estado, que sirvió para beneficiar a funcionarios y empresarios cercanos a la ex gobernadora, como Juan José Martín Pacheco y Lefty Alejandro Camino Escalante

MÉRIDA, YUC. A 27 DE ENERO DE 2016.- El gobierno de Rolando Zapata Bello deberá devolver a la Tesorería General de la Federación más de 31 millones de pesos desviados por el Instituto del Deporte de Yucatán en la administración de Ivonne Ortega Pacheco, correspondiente al presupuesto de las Olimpíadas Escolares 2011, según un dictamen reciente de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), obtenido por  Mayaleaks.

En una auditoría realizada en 2011, ese organismo detectó esos desvíos —cuantiosos pagos sin comprobar y adjudicación de contratos sin licitación, entre otras anomalías— que beneficiaron a empresas cercanas al gobierno anterior, incluyendo a una del entonces secretario de Fomento Turístico, Juan José Martín Pacheco, actualmente delegado de la Secretaría de Turismo federal en el estado.

Otro de los principales beneficiados, según la ASF, fue el empresario Lefty Alejandro Camino Escalante, dueño de una compañía de banquetes.

ML OLIMPIA NOVELO

El ex director del IDEY, José Novelo Flores, principal implicado en los desvíos.

Las irregularidades detectadas por la Auditoría Superior, no pudieron ser solventadas por el gobierno anterior ni por éste, de modo que el organismo ordenó al gobierno de Zapata Bello devolver la suma desviada e iniciar un procedimiento en contra de los funcionarios responsables, especialmente el ex director del Instituto del Deporte de Yucatán (IDEY), José Novelo Flores.

La información sobre las sanciones ordenadas por la ASF aparecen en el informe que ese organismo envió a la Cámara de Diputados sobre “el estado que guarda la solventación de observaciones y acciones promovidas a las entidades fiscalizadas, hasta el 30 de septiembre de 2015”.

En ese documento, la ASF informa a los diputados los resultados de la Auditoría Financiera y de Cumplimiento, marcada con el número 11-A-31000-02-1113, al “Convenio de Reasignación de Recursos 2011 de  Apoyo a Olimpiada Nacional”, firmado por el gobierno federal y el gobierno de Yucatán, a cargo entonces de Ortega Pacheco, por $56,076,700, de los cuales se revisó el 100 por ciento.

De acuerdo con esa auditoría, que aparece en el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2011, de los $45 millones destinados al pago alimentación y hospedaje en las Olimpiadas, se seleccionó una muestra para auditar de $36.2 millones (80% del total), de los cuales, $25.9  millones (71% de la muestra) registraron irregularidades.

También se detectaron anomalías en rubros como transportación, materiales de impresión, reproducción y servicios de publicidad, etcétera., que en total significaron recuperaciones probables por $31,276.700.

ML OLIMPIA MARTIN

Juan José Martín Pacheco, secretario de Turismo con Ivonne Ortega y dueño del hotel Los Aluxes, cobro al gobierno servicios de hospedaje sin factura.

GASTOS SIN COMPROBAR. La Auditoría Superior solicitó a la secretaría de la Contraloría General del Gobierno del Estado de Yucatán en 2011, en 2012 y en los años subsiguientes, realizar las investigaciones pertinentes y solventar las observaciones de la auditoría.

Sin embargo, dice el informe, la documentación que envió esa dependencia, a través de la dirección de Normatividad, Quejas y Responsabilidades, “no justifica las irregularidades observadas”, por lo que la dirección general de Auditoría a los Recursos Federales Transferidos “A”, de la ASF, promovió la irregularidad con clave 11-B-31000-02-1113-08-004, “en virtud de haberse demostrado y acreditado lo observado”.

Entre estas observaciones figuran las siguientes: No se comprobó el 55.8% del presupuesto ministrado por la Federación al Idey. Este organismo no presentó la documentación justificativa y comprobatoria de la facturación existente y de la formalización de contrato o documentación justificativa del gasto. Además, dice la ASF, se registraron servicios adjudicados a empresas en forma directa, sin la licitación pública que marca la ley.

HOTELES BENEFICIADOS.  —Con el análisis de la documentación soporte del gasto proporcionada por el IDEY —continúa el informe— se constató que las facturas en general no cuentan con el sello de identificación que indique el nombre del programa, origen del recurso y el ejercicio correspondiente.

—En particular, en el análisis a la documentación comprobatoria  del rubro hospedaje y alimentación, no se identifica el nombre del atleta y el personal operativo que recibe el servicio de alimentación y hospedaje. Tampoco hay órdenes de servicio para el personal operativo, y en las órdenes de servicios de los deportistas no se identifica el número de personas por habitaciones pagadas. Asimismo, existen cargos que no están establecidos en el contrato y que corresponden a reservaciones en los hoteles no cumplidas.

ML OLIMPIA PORTADA. 1

Olimpiadas Escolares 2011, otro negocio para funcionarios de Ivonne.

De acuerdo con el informe de la ASF, en el registro de gastos de hospedaje con alimentación, del total de la muestra auditada ($21 millones), $11.3 millones, más de la mitad, fue a parar a tres empresas cercanas al gobierno pasado: Villas Vacacionales Ti-Ho (hotel Los Aluxes), propiedad de la familia de Juan José Martín Pacheco, que cobró $5.4 millones. Hoteles El Español y Plaza Mirador, de Marco Antonio Sosa Pat, $3.9 millones y El Conquistador, de Jorge Carrillo Sáenz, entonces presidente de la Asociación de Hoteles de Yucatán, $2 millones.

BANQUETES CAMINO. Respecto a los gastos de alimentación de la Olimpiada, la empresa Banquetes Camino obtuvo un jugoso contrato de $15 millones de recursos federales en 2011 por medio de un proceso de adjudicación obscuro e ilegal.

Según la ASF, el Idey invitó a varias empresas de banquetes a participar en el concurso para licitar el contrato para servir 15,000 comidas al día en las Olimpiadas Nacionales.

Las empresas invitadas fueron, además de Banquetes Camino, Operadora de Eventos Sociales Versalles, Zumbarda, Eventos y Banquetes Ocasiones, José Higneo Pacheco, Eventos Sociales Banquetes y Servicios y Fiestas y Banquetes Camilo Pacheco.

El IDEY exigió a todas ellas cumplir con los siguientes requisitos: inscripción en Hacienda como prestador de servicio de banquetes; tener un local y contar con seguro de responsabilidad civil, certificado de estándares de calidad en el programa y manejo higiénico de los alimentos, calidad ISO 9001; infraestructura necesaria para elaborar 15,000 comidas al día con capacidad de respuesta inmediata; así como con los recursos técnicos y financieros necesarios.

ML OLIMPIA CAMINO

Lefty Alejandro Camino Escalante, de Banquetes Camino. Jugoso contrato.

OPACIDAD. En respuesta, dice la auditoría de la ASF, “cinco de esas empresas declinaron participar, ya que no cubrían con los requisitos, por lo que el IDEY elaboró un dictamen, mediante el cual adjudicó en forma directa los servicios de alimentación a Banquetes Camino”, por un monto de $15.012,900, sin fundar o motivar las circunstancias por las cuales se desechó a la segunda empresa que aceptó la invitación.

Banquetes Camino, propiedad de Lefty Alejandro Camino Escalante, añade la ASF, presentó una inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes del 30 de marzo de 2006, bajo la actividad de comercio al por menor de otros alimentos que no sean preparados ni cocidos para su consumo, “por lo que de acuerdo con los requerimientos establecidos debió ser descalificada, ya que la actividad indicada del proveedor no refiere al servicio de preparación y venta de alimentos y bebidas, y por lo consiguiente carecía de capacidad de respuesta inmediata, así como los recursos técnicos y financieros”.

“Por lo anterior, deducimos que dicha empresa no representó las mejores condiciones para el Estado, lo cual refleja opacidad en la adjudicación para la prestación de los servicios”.

En su dictamen enviado a los diputados, la ASF asienta esta acción ocasionó un perjuicio a la Hacienda Pública Federal por un monto de 15 millones y ordena al actual gobierno estatal reintegrar ese dinero a las cuentas de la Tesorería de la Federación, lo mismo que otros 16  millones correspondientes a las irregularidades detectadas en los gastos de hospedaje y otros rubros.

 

 

 

Artículos Relacionados