CASO PEDRO ESPADAS: LOS SOCIOS DEL NEGOCIO

CASO PEDRO ESPADAS: LOS SOCIOS DEL NEGOCIO

El principal es Javier Carlos Olvera Silveira, empresario tabasqueño, con fuertes intereses en Quintana Roo

El principal socio visible de Pedro Espadas Cervantes en el fraccionamiento San Marcos es Javier Carlos Olvera Silveira, director del Grupo Vivo, una importante inmobiliaria de Cancún, que construye casas de interés social en Tabasco y Quintana Roo.
En este estado ha hecho miles de viviendas en los últimos 25 años.
En 2011, Grupo Vivo inició la construcción de una “mini ciudad” con 30,000 casas cerca de Villahermosa, que fue uno de los primeros proyectos de vivienda en el país en recibir el certificado DUIS (Desarrollo Urbano Integral Sustentable).

ML ESPADAS DOS FOTO

En la gráfica de inicio, Javier Carlos Olvera Silveira. Arriba, el mismo empresario en compañía de dos personas no identificadas y de Ricardo Combaluzier Medina, Pedro Espadas Cervantes y Fernando Vega Espinosa

Esto son emprendimientos mixtos en los que participan los gobiernos federal, estatal y municipal junto con los desarrolladores de viviendas y propietarios de tierra para construir, dentro de los centros urbanos existentes, nuevos fraccionamientos que integren la vivienda, infraestructura, servicios, equipamiento, comercio, educación, salud, industria, esparcimiento y otros insumos.

Olvera Silveira fue quien, a su nombre, tramitó desde 2012 ante la Sociedad Hipotecaria Federal la expedición de ese certificado a favor del fraccionamiento San Marcos.
En ese mismo año, Grupo Vivo se asoció con el yucateco Fernando Vega López de Llergo, propietario de varios terrenos en Conkal, para desarrollar el fraccionamiento Vega del Mayab en ese municipio.

Aquí también formaron un fideicomiso en el cual Vega López de Llergo, en representación de otros 25 propietarios de predios que fueron ejidales, aportó la tierra y Olvera Silveira, como fideicomisario, encargado de la infraestructura, la construcción de las casas y la estrategia comercial.

ML ESPADAS 3 GRAFICA

De esa sociedad nació Vivo del Mayab, SA de CV, en la que Olvera funge como presidente del Consejo de Administración y el hijo de Vega López de Llergo, Fernando José Vega Espinosa, como vocal.
En la compra del lote 14222 al IVEY, Vivo del Mayab aparece como socio de la empresa Construcasa, propiedad de Espadas Cervantes y de Ricardo Arturo Combaluzier Medina.
Esta compañía se fundó en enero de 2003 y ha desarrollado varios fraccionamientos de interés social en Mérida y en el interior del estado, entre ellos Sol Caucel, Ampliación Tixcacal-Opichén y El Sol Cansahcab. Además, ha construido viviendas en Altabrisa y Telchac Puerto.
Antes de Construcasa, Espadas Cervantes dirigió las empresas Imperial Construcciones y Promotora Urbana Peninsular, también especializadas en casas de interés social.

Próxima entrega: jueves 22 de enero:  Fraccionamiento San Marcos,  ¿de dónde salieron los otros terrenos?
Artículos Relacionados