PEDRO ESPADAS, RELACIONES DE PRIVILEGIO

PEDRO ESPADAS, RELACIONES DE PRIVILEGIO

 

ML OPINION GRAFICA SIERRA

Hay cuatro elementos que sostienen a la corrupción pública: uno, el funcionario deshonesto; dos, el poseedor de dinero que requiere del gobierno para hacer más dinero; tres, el entorno gubernamental que garantiza impunidad al corrupto y al corruptor; y cuatro, una sociedad aquiescente, que se declara enemiga de la corrupción pero cobija y enaltece al corrupto.
Pedro Espadas Cervantes es, a nivel estatal, el ejemplo más conocido y exitoso en el mundo sórdido del “enriquecimiento privado” desde el poder público. De familia humilde, apenas logró una plaza en la COUSEY, donde pudo aplicar sus dotes de negociante, aprovechando los márgenes de operación que ofrecía la institución para “facilitar” trámites y permisos a los especuladores urbanos, desde los más chicos hasta los grandotes.

Fue entonces que Pedro Espadas se ligó sentimentalmente con una estudiante de arquitectura, contratada como dibujante en la COUSEY, Angélica Araujo. Al paso de los años, Angélica Araujo irrumpió y ascendió en el firmamento político (gracias a la varita de su Hada Madrina, Ivonne Ortega) y Pedro Espadas amplió y multiplicó sus negocios inmobiliarios, trabajando “desde el otro lado” de la corrupción pública: el que paga por pecar…

Un botón de muestra: apenas unos días antes de que terminara el gobierno de Ivonne Ortega (Araujo Lara era ya senadora electa), Pedro Espadas logró que el Cabildo de Mérida aprobara el nuevo Plan de Desarrollo Urbano (elaborado por él, a la medida de sus intereses) y, unas horas después, el gobierno federal emitiera un certificado DUIS (Desarrollo Urbano Integral Sustentable) para un desarrollo de Pedro Espadas en un terreno, al sur de las pistas del aeropuerto de Mérida, que fue propiedad de la empresa CEMEX y con uso de suelo “industrial.

Pedro Espadas Cervantes es, a nivel estatal, el ejemplo más conocido y exitoso en el mundo sórdido del enriquecimiento privado desde el poder público.

Actualmente se erige allí el desarrollo habitacional San Marcos, en donde se construirán 15 mil viviendas, en condominios verticales y chiqui-lotes. El proyecto cuenta con financiamiento público federal autorizado.

Mientras Angélica Araujo es secretaria de la Comisión de Desarrollo Urbano e integrante de la Comisión de Vivienda de la Cámara de Senadores, Pedro Espadas es uno de los especuladores urbanos más poderosos, con relaciones de privilegio para el tráfico de influencias.

Artículos Relacionados