APARECEN MÁS FACTURAS “FANTASMAS” PAGADAS POR JORGE ESMA BAZÁN

APARECEN MÁS FACTURAS “FANTASMAS” PAGADAS POR JORGE ESMA BAZÁN

Una empresa, al parecer inexistente, cobró $522,000 por café y bocadillos en el Festival Internacional de la Cultura Maya

MÉRIDA, YUC. A 11 DE ABRIL DE 2016.— En el Instituto de Historia y Museos de Yucatán (IHMY), a cargo de Jorge Esma Bazán, se ha extendido, al parecer, la práctica de desviar recursos públicos por medio de la compra de facturas de empresas que funcionan solo en el papel.

En los últimos días, han salido a la luz nuevas evidencias de estas prácticas, como es el caso de la factura número 148, expedida por Casa Canuck Realty S. de R.L. de C.V. —una supuesta compañía de bienes raíces— el 25 de noviembre de 2015, por $522,000, que ampara un servicio de café y bocadillos en eventos del Festival Internacional de la Cultura Maya del año pasado, que tiene todos los indicios de ser una factura “fantasma”.

ML ESMA DOS CHEQUE

Cheque por $522,000 expedido por la oficina de Esma Bazán por un supuesto servicio de café y bocadillos.

El 5 de abril, Mayaleaks publicó un primer informe sobre la comprobación de gastos en el IHMY, específicamente en el FICMaya 2015, realizados con facturas de empresas o personas físicas con actividad empresarial que no funcionan pero siguen dadas de alta en el sistema fiscal. Es el caso de Jhímer de Jesús Sosa Góngora, un contador de 40 años que se hace pasar como publirrelacionista y representante de artistas, que expidió cuatro facturas por $348,000 por supuestos “servicios de transporte y coordinación en la Ciudad de México” con dependencias públicas vinculadas con la organización del FICMaya 2015, aunque él no tiene oficinas en esa ciudad ni es conocido aquí por esa actividad.

Sosa Góngora cobró también otros $52,200, por concepto de “presentación del músico cubano radicado en Mérida Osmani Collado Martínez, pese a que nadie lo conoce en el gremio de la representación de artistas.

ML ESMA DOS FACTURA

La factura por el café

De acuerdo con nuevas averiguaciones de la red de investigadores de Mayaleaks, la factura 148 de Casa Canuck, en poder de este portal, fue expedida el 22 de octubre de 2015 a favor del IHMY por, dice textualmente, “los servicios de cafetería con bocadillos para 120  personas cada uno, para los eventos del simposio ‘Los mayas y la ciencia’, realizados del 16 a 22 de octubre de 2015 en el Gran Museo de la Cultura Maya”.

 La Oficina de Control Presupuestal del IHMY aceptó esa factura el 27 de octubre y a cambio expidió un cheque por $522,000 a favor de Casa Canuck, firmado por Marco Antonio Hoyos Medrano, administrador general del Instituto y Beatriz Elena Peniche López, directora de Museos y Eventos. El cheque, de Banorte, tiene el número 0002536.

¿CUÁNTO CUESTA UN CAFÉ? Aunque la factura no dice el número de eventos del simposio “Los mayas y la ciencia” que se celebrarían en el Gran Museo, Mayaleaks revisó el programa de actividades del FICMAYA 2015 y encontró 32 eventos de ese simposio previstos en ese museo, en cada uno de los cuales, de acuerdo a lo convenido, Casa Canuck debió de dar café y bocadillos para 120 personas.

Si eso fue así —aunque es imposible comprobar la realización de ese servicio— en cada evento se gastaron $16,312.5 (esa cantidad multiplicada por 32 suma $522,000), lo que también significa que, si dividimos $16,312.5 entre 120, número de personas que recibirían café y bocadillos por evento, este servicio habría costado al erario $135.95, un precio considerado alto.

ML ESMA DOS TEYINN

Documento que prueba que el domicilio fiscal de Casa Canuck está a nombre de otra persona.

Las dudas aumentan cuando además se sabe que el domicilio fiscal de Casa Canuck se encuentra en la calle 22, número 115 de Teya, una población de 2,000 habitantes, ubicada a 70 kilómetros de Mérida. Ese domicilio es un solar de 2,400 metros cuadrados, con una construcción de 138 metros, que no está habilitada como oficina ni como empresa de alimentos y que para la fecha de la expedición de la factura 148 —el  22 de octubre de 2015— ese domicilio ya no pertenecía a Casa Canuck, sino a Flor Nadheisa Soriano Agatón.

RASTROS DE UNA FACTURA “FANTASMA”.  Esta persona, de acuerdo con datos recabados por Mayaleaks, es profesora de la Facultad de Ciencias de la UNAM, en Ciudad de México y compró el predio de Teya a Casa Canuck el 17 de marzo de 2015, en $500,000, según se asienta en el Registro Público de la Propiedad y en la escritura pública número 93, levantada ante el notario Ayisa Golib Ferrón. En esta operación de compra venta, Casa Canuck estuvo representada por el abogado Jorge Eduardo Espejo Peniche.

Casa Canuck adquirió ese mismo predio el 18 de enero de 2012, a José Leopoldo Molina Contreras, por $30,000, de acuerdo también con el Registro Público de la Propiedad, pero aquí la parte compradora estuvo representada por Rika Reichstein, una ciudadana canadiense que vivió unos años en Mérida dedicada a los bienes raíces y que actualmente reside en Ontario.

Lo que queda claro para los investigadores de Mayaleaks es que el domicilio fiscal de Casa Canuck Realty S de R.L. de C.V., es falso, porque ahora está a nombre de otra persona, y que en ese lugar nunca ha funcionado alguna empresa de alimentos.

También queda claro que uno de sus directivos, la Sra. Reichstein, ya no vive en Yucatán, pero no se ocupó de dar de baja en el fisco a la empresa, que ahora estaría en otras manos y seguiría expidiendo facturas por servicios, al parecer, inexistentes, para justificar el desvío de dinero público.

 

 

 

 

Artículos Relacionados