ANGÉLICA ARAUJO, AUTORA DEL FRAUDE DE LAS LUMINARIAS: ENGAÑÓ AL CABILDO

ANGÉLICA ARAUJO, AUTORA DEL FRAUDE DE LAS LUMINARIAS: ENGAÑÓ AL CABILDO

Hizo creer a los regidores que su plan para sustituir las lámparas del alumbrado púbico tenía el aval de la CFE

 

MÉRIDA, YUC. A 6 DE JUNIO DE 2016.— La ex alcaldesa priista en el periodo 2010-2012, Angélica Araujo Lara, es la principal responsable del llamado “fraude de las luminarias” porque, entre otras cosas, engañó deliberadamente al Cabildo para que apruebe el cambio de 73,000 lámparas de vapor de sodio del alumbrado público por otras de inducción magnética, supuestamente ahorradoras y de mayor calidad.

El resultado de ese cambio fue la caída del índice de iluminación de la ciudad hasta en 50 por ciento y el endeudamiento del Ayuntamiento por $468.8 millones, que casi totalmente heredó a las siguientes administraciones.

El sucesor de Araujo Lara, el panista Renán Barrera Concha, canceló el contrato que la ex edil firmó con la empresa ABC Leasing —que luego cedió los derechos de cobro a banco Santander— y restituyó las lámparas de vapor de sodio.

En respuesta, ABC Leasing y Santander demandaron a la Comuna en distintas instancias judiciales, de las que varias fallaron a su favor. El proceso se encuentra actualmente en la Suprema Corte de Justicia, que deberá decidir en los próximos meses. Si lo hace en foma adversa al Ayuntamiento, éste deberá pagar $273 millones, más intereses moratorios, a Santander.

Recientemente, un grupo de personas agrupada en Ciudadanos Unidos por Mérida, presentó una demanda de amparo para pedir la restitución de todos los procesos, con el argumento de que los jueces que conocieron el caso consideraron el conflicto como un asunto entre dos particulares y no tomaron en cuenta el interés de los ciudadanos.

En este sentido, los quejosos creen que al hacer esto se violaron los derechos humanos de los habitantes de la ciudad, los principales afectados por el cambio de las luminarias, de modo que las resoluciones de esos jueces y magistrados, son inconstitucionales.

Según Araujo Lara, actual senadora, esa  nueva demanda y el grupo que la  presentó, “tiene un interés político más que el interés ciudadano”. En reciente entrevista dijo que ella siempre actuó apegada a derecho y con la aprobación unánime del Cabildo, además de que el cambio de luminarias, añadió, se enmarcó en la estrategia de ahorro de energía del alumbrado público del país, promovido por el entonces presidente Felipe Calderón, lo cual es inexacto. Esta es una opinión de la ex alcaldesa pronunciada para disfrazar el verdadero objetivo del cambio de luminarias que fue favorecer a un grupo de empresarios cercano a su administración con un negocio redondo, como Mayaleaks probará en próximas entregas.

En el informe de hoy, abordaremos los detalles de cómo Araujo Lara engañó deliberadamente al Cabildo cuando presentó su plan de sustitución de luminarias.

APROBACIÓN CON ENGAÑOS

El Cabildo de Mérida, en sesión celebrada el 15 de enero de 2011, aprobó por unanimidad el “Proyecto de Ahorro y Eficiencia Energética del Municipio de Mérida”, que presentó la alcaldesa Angélica Araujo.

El proyecto consistía en cambiar las 82,000 luminarias de vapor de sodio de alta presión de todo el municipio, por otras tantas de inducción magnética.

Para obtener la aprobación de los regidores, Araujo Lara dijo que ese proyecto tendría las siguientes ventajas:

 . Ahorro del 57 % en el consumo de energía del alumbrado público.

 . Disminución del 40% al 50% en la facturación bimestral de energía eléctrica.

 . Carácter autofinanciable de la operación, porque, según la ex alcaldesa, se pagaría con los ahorros generados en la facturación.

 . Aumento del 20% en el nivel de iluminación de la ciudad. (El subdirector de Servicios Básicos del Ayuntamiento, Ignacio Mendicuti Priego, llegó a decir que el cambio de lámparas convertiría a Mérida en la ciudad mejor iluminada de Latinoamérica).

 . Disminución de la contaminación atmosférica porque, supuestamente, las lámparas de inducción magnética emiten menos gases de efecto invernadero.

 

La alcaldesa, sin embargo, pese a la magnitud de la operación, nunca presentó al Cabildo un proyecto técnico.  Solo dijo que su plan de ahorro contaba con la aprobación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aunque nunca exhibió documentos al respecto.

El 10 de junio de 2013, más de dos años después de la aprobación del proyecto en el Cabildo y como respuesta a la demanda penal que interpuso en su contra el anterior alcalde Renán Barrera Concha, Araujo Lara dio a conocer la copia del oficio número ZMER-AGES-847/05/2011, firmado por Arturo Escorza Sánchez, superintendente de la Zona Mérida de la CFE, fechado el 10 de enero de 2011.

El documento dice que “en atención a su oficio No. 002/2011, en donde nos solicita la validación técnica del Proyecto de Ahorro de Energía de la Red de Alumbrado Público, me permito informarles que se considera un proyecto viable para la implementación del reemplazo de alumbrado público en el ámbito del municipio de Mérida”.

ML LUMI UNO LARA

Alvaro Omar Lara Pacheco

Con base en esa declaración de “viabilidad” la ex alcaldesa sometió a consideración del Cabildo el programa de reemplazo de luminarias. Sin embargo, el oficio de la CFE no significa una aprobación oficial del proyecto. El propio Escorza Sánchez, envió dos oficios más al alcalde interino Alvaro Omar Lara Pacheco —que había sido secretario de la Comuna con Araujo Lara y su sustituto en la presidencia cuando ésta renunció en febrero de 2011 para ser candidata del PRI al Senado— fechados el 27 de febrero y el 6 de marzo de 2012, en los cuales solicita al alcalde interino que “para los efectos correspondientes, remita a la CFE y a la Coordinación del Programa de Ahorro de Energía del Sector Eléctrico la documentación respecto al proyecto de ahorro de energía y/o eficiencia energética, que pretende implementar. Hasta la fecha (31 de enero de 2013) no se cuenta con ellos”, dijo la CFE.

Esto significa que no se puede hablar de una validación técnica de un proyecto que nunca llegó a esa empresa.

Sobre la falta de respuesta a esos oficios, Araujo Lara dijo en un carta que mandó a publicar en la prensa el 10 de junio de 2013, que “en relación con cualquier otra información solicitada al Ayuntamiento de Mérida, después de que quien suscribe  obtuviera licencia al cargo de presidenta municipal, no está en mis manos precisar el curso que siguieron”.

De este modo, Araujo Lara traslada la responsabilidad de no enviar el proyecto de cambio de luminarias a la CFE para su validación técnica, a Lara Pacheco, su ex hombre de confianza.

ML LUMI 1 BARRERA

Jorge Ermilo Barrera Jure

Asimismo, para justificar su proyecto de ahorro, funcionarios de la administración de Araujo Lara, sobre todo el director de Servicios Públicos Municipales, Jorge Ermilo Barrera Jure, explicaron que  el “Proyecto de Ahorro y Eficiencia Energética” seguía recomendaciones de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), según las cuales los Ayuntamientos debían reducir el consumo de energía de su alumbrado público, cambiando el tipo de luminarias por otras ahorradoras.

MANIPULACIÓN. Para tal efecto, exhibieron el Manual Operativo del Proyecto Nacional de Eficiencia Energética de Alumbrado Público Municipal 2011, en el que, en efecto, se menciona a las lámparas de inducción magnética como una de las alternativas para ahorrar energía en el alumbrado púbico.

Sin embargo, los funcionarios no dijeron que el mismo Manual Operativo establece que la tecnología que se use en el alumbrado público debe cumplir con varias normas, entre ellas la NOM-001-SEDE-2005 y la NOM-013-ENER-2004. Las lámparas de inducción magnética en Mérida no cumplen con estas normas.

 

 

 

Artículos Relacionados