ALCALDES DE HUHÍ Y CALOTMUL ACUSADOS POR LA ASEY, SIGUEN EN EL PODER

ALCALDES DE HUHÍ Y CALOTMUL ACUSADOS POR LA ASEY,  SIGUEN EN EL PODER

Ese organismo rechazó la cuenta pública de ambos en 2012, cuando desempeñaron el mismo puesto, y hasta los acusó de probable desvío de recursos, pero nada pasó

 

MÉRIDA, YUC. A 1 DE DICIEMBRE DE 2015.– Luis Alberto Echeverría Montero, del PRI, ganó las elecciones para la alcaldía de Huhí en junio de 2015, por tercera ocasión, pese a las denuncias de desvío de recursos interpuestas en su contra por la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) y su antecesora la Contaduría Mayor de Hacienda, cuando desempeñó ese mismo cargo en otros periodos.

Echeverría Montero es el segundo de los cinco alcaldes yucatecos reelectos en los pasados comicios con cuentas pendientes en la ASEY y que teóricamente no debieron ser postulados de nuevo.

ML ASEY DOS ECHE

Luis Echeverría Montero, alcalde de Huhí por tercera ocasión. En la foto de arriba, el funcionario en un momento de descanso.

En un informe anterior sobre el tema, Mayaleaks dio a conocer el caso de Roger Cimé Mis, electo este año alcalde de Chankom por tercera ocasión, a quien la ASEY no le aprobó la cuenta pública en dos periodos de sus administraciones previas, aunque el PRI lo postuló de nuevo.

En el caso de Echeverría, de acuerdo con los datos recabados por Mayaleaks, éste ocupó la alcaldía de Huhí por primera vez en el periodo de 2004 a 2007.

La Contaduría Mayor de Hacienda (CMH), antecesora de la ASEY, no aprobó las cuentas públicas de ese ayuntamiento de los años 2004 y 2005, según se desprende de un informe entregado a los legisladores por el entonces director de  ese organismo, Enrique Baquedano Pérez.

En ese documento, la CMH le atribuye a Echeverría supuestos desvíos por casi tres millones de pesos, por distintos pagos realizados sin comprobación y fallas en la  pavimentación de calles financiada con recursos federales.

DICTAMEN NEGATIVO. No obstante estos señalamientos, el PRI postuló a Echeverría Montero por segunda ocasión para el periodo 2010-2012. En el inter, en el trienio 2007-2010, la presidenta municipal de Huhí fue Esther Chí Santana, esposa de Echeverría Montero.

En 2011, la ASEY emitió dictamen de “salvedad” a la cuenta pública de Huhí, según lo establece el decreto del 11 de septiembre de 2014, del Congreso del Estado. La ASEY encontró “observaciones relevantes”, que podrían considerarse como “presunto daño o perjuicio” al erario.

Un año después las cosas fueron peor. Según el decreto del 22 de septiembre de 2014 del Congreso, la ASEY emitió dictamen “negativo” a la cuenta pública de ese municipio y en el mismo documento instruye a la Auditoría Superior “continuar con los procedimientos de responsabilidades administrativas o penales en contra de los servidores públicos de ese municipio, por irregularidades detectadas durante la revisión  de la cuenta pública y que no hayan sido solventadas, de conformidad con las disposiciones aplicables en la materia”.

ML ASEY DOS FERNELY

Luis Fernely Polanco Tun, presidente municipal de Calotmul.

TAMBIÉN EN CALOTMUL. En la lista de alcaldes señalados como presuntos responsables de desvío de recursos por la ASEY, aparece también el priista Luis Fernely Polanco Tun.

Este resultó electo por tercera vez presidente municipal de Calotmul, en los comicios del 7 de junio.

Polanco Tun ya había ocupado el mismo puesto en el trienio 2001-2044. En ese entonces la CMH reprobó la cuenta pública de su administración correspondiente a 2002 y 2003, de acuerdo con un informe de ese organismo, entregado al Congreso en 2005.

La Contaduría detectó gastos realizados por la Comuna, sin autorización del Cabildo, pagos de facturas por montos excesivos o a proveedores sin registro fiscal, así como presunto desvío de recursos de programas federales.

En 2012, como ocurrió también en Huhí, la ASEY rechazó la cuenta pública de Polanco Tun, casi por las mismas causas que las detectadas en su primera gestión: pago de obras no realizadas, alteración de facturas y mala aplicación de recursos de programas federales, específicamente uno dedicado a la construcción de vivienda financiado por el Fondo Nacional de Habitaciones Populares.

Aquí también, el Congreso instruyó a la Auditoría Superior a “continuar con los procedimientos de responsabilidades administrativas o penales” en contra de Polanco Tun., pero eso no impidió que continúe con su carrera política.

 

Artículos Relacionados