AFECTADOS Y OPOSITORES DEL TREN TRANSPENINSULAR

AFECTADOS Y OPOSITORES DEL TREN TRANSPENINSULAR

CAPÍTULO V. GRAVES EFECTOS SOCIALES DEL PROYECTO

Resultaban afectados de manera drástica y directa todos los inversionistas, los prestadores de servicios y los hoteleros, del corredor Cancún-Tulum, así como las familias de los empleados y de los trabajadores que tienen que viajar, todos los días, entre el lugar en donde habitan y el centro en el que prestan sus servicios.

Son afectados porque la realización de un proyecto tan oneroso como el Tren Transpeninsular (TT) evitaría, por años, la realización de obras urgentes para la región y para el turismo, como son los problemas viales de Cancún, la saturación de la carretera Cancún-Tulum; mala cobertura y pésima calidad en materia de salud; falta de viviendas; problemas de sanidad, graves en agua potable, peores en manejo de desechos y contaminación; etcétera, etcétera.

ML TREN 2 CRUCEROS

Los cruceristas de Cozumel, afectados por el Tren.

Se afectaba también la visión del “turismo sustentable”, que tantos problemas tuvo para ser aceptada y que sigue siendo aspiración en buena parte del norte de Quintana Roo, idea que está reñida con el arribo y movimiento “contrarreloj” de las masas cruceristasAdemás de algunos hoteleros, encabezan este flanco de la oposición al TT los grupos ambientalistas, varios de ellos con larga trayectoria y sonados éxitos logrados en esa región del país.

OPOSITORES. Se afectaba, de manera drástica, el “desarrollo sustentable” en una zona muy poco habitada de Quintana Roo pero que al ser literalmente dividida por un carril confinado, obligaría a sus escasos pobladores humanos a recorrer kilómetros en la selva para realizar labores en áreas otrora de fácil acceso o para llegar a comunidades y sitios muy cercanos y que antes no les presentaban obstáculo alguno.

Debido al gran número de poblaciones yucatecas cercanas al trayecto del Tren y la cantidad de carreteras y caminos vecinales que cruzaría, se volvería obligado multiplicar los “pasos a desnivel” en la ruta confinada.

 No hay que olvidar que la población de la selva practica “la milpa”, un sistema de agricultura “trashumante”, además de la caza y la recolección de frutos del bosque. La fauna de la región resentiría con seguridad la erección de una muralla insalvable para sus habituales desplazamientos o sus migraciones estacionales. El impacto ambiental y de movilidad hubiese sido menor en Yucatán, debido al gran número de poblaciones cercanas al trayecto del TT y la cantidad de carreteras y caminos vecinales que cruzaría, obligando a multiplicar los “pasos a desnivel” en la ruta confinada.

Afectados también y, por tanto, opositores al TT, los empresarios y operadores que controlan el arribo de cruceros y el manejo de los cruceristas en Cozumel, así como los prestadores de servicios que se han establecido en torno a la zona arqueológica y los servicios turísticos de Tulum.

CONSECUENCIAS PARA YUCATÁN. Cosa similar a lo que dijimos en relación a los pobladores y al desarrollo del norte de Quintana Roo, por al daño inmediato y futuro derivado de la “sequía financiera” que seguiría al gasto en una obra onerosa e improductiva, lo podemos decir respecto a Yucatán y a su sociedad: muchos proyectos de urgente realización, opciones reales para un desarrollo más dinámico y equilibrado se hubieran pospuesto o dejado de hacerse porque el Gobierno Federal no aceptaría destinar más recursos a los ya gastados allí, menos aún si le toca apoquinar el déficit operacional del famoso TT.

ML TREN 5 TREN CARGA

Si el TT se realizaba, se pospondría la interconexión ferroviaria de Yucatán con el resto del país.

Mencionamos cuatro, sólo cuatro proyectos, de similar enfoque y características del TT, que resolverían problemas ingentes en Yucatán o que mucho ayudarían para relanzar su desarrollo, los cuatro, menos onerosos que el TT: el primero, la construcción de un sistema de transporte urbano para Mérida, más eficaz, más económico, más seguro y confortable, que lo que ahora se tiene. Segundo, la interconexión ferroviaria con el Istmo y con la red ferroviaria nacional, hasta la frontera norteamericana. Tercero, la ferrocarrilización del Puerto de Altura de Progreso. Y cuarto, La vialidad necesaria, la infra-estructura urbana y los trámites que se requieren para hacer del aeropuerto de Kaua, un hubb de carga internacional, interconectado con los aeropuertos de Mérida, de Cancún y de Tulum y con el Puerto de Progreso.

LOS OLVIDADOS. Campesinos milperos del oriente de Yucatán y del centro-norte de Quintana Roo. Los pueblos (y sus pobladores) por los que pasaría el tren, sin detenerse y sin ocuparse de ellos (directamente, Yalcón, Xalaú, Tikuch, Chemax, Catzín, Xiulub, Xcan y Nuevo X-Can, Cobá; cercanos: Santo Domingo, Leona Vicario, Cristóbal Colón, Agapito, Tres Marías, Vicente Guerrero). Por razones históricas, la mayoría de estos poblados se encuentran dentro del trazo territorial de Yucatán.

 

 

 

Artículos Relacionados